miércoles, 20 enero 2021 10:31

Tráfico inicia hoy una campaña de vigilancia y control de transporte escolar

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado este lunes una campaña de vigilancia y control de transporte escolar y de menores, “uno de los colectivos más vulnerables de la sociedad”, para comprobar que tanto los vehículos como los conductores que se dedican a este tipo de transporte cumplen todos los requisitos necesarios para realizar dichos desplazamientos.

Según ha informado el departamento que dirige Pere Navarro, más de 600.000 menores se desplazan en transporte escolar para acudir al colegio cada día, y nueve de cada diez lo usan a lo largo del curso para realizar excursiones o actividades deportivas. Además, en España se contabilizan 17.000 vehículos destinados a este tipo de transporte y 247 millones de desplazamientos de media cada año.

Antes estas cifras, la DGT ha informado de que, durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, intensificarán las inspecciones sobre los vehículos destinados a este transporte, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio.

Asimismo, ha aclarado que los agentes verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

En este sentido, ha destacado que, como es habitual en este tipo de campañas, también se ha invitado a los municipios a sumarse a la misma, de modo que la vigilancia de este tipo de transporte sea tanto en vías urbanas como en las vías interurbanas.

Tráfico ha puesto de relieve que la velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos, por lo que ha indicado que se controlará especialmente que se circula a la velocidad permitida y que no se hace uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción. También se realizarán controles de alcohol y otras drogas entre los conductores, adoptando todo el protocolo sanitario.

Igualmente, se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autobuses escolares que los lleven instalados. Actualmente más del 60% de este tipo de vehículos ya lo tienen incorporado.