jueves, 21 enero 2021 16:16

El Gobierno no descarta que Mohamed VI reciba a Sánchez

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha afirmado este martes que no descarta que la cumbre bilateral que España y Marruecos celebrarán el 17 de enero se vea “ampliada” con una audiencia del Rey Mohamed VI y ha apuntado que, si no es así, será por problemas de “movilidad” y no por un supuesto “malestar” de Rabat.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha aseverado que no le consta ninguna “queja o lamento” del Ejecutivo marroquí por las palabras del vicepresidente Pablo Iglesias en favor de un referéndum en el Sáhara Occidental.

Además, ha defendido que, haya o no audiencia con el Rey, la Reunión de Alto Nivel (RAN) tiene mucho interés para los Gobiernos de los dos países, ya que sobre la mesa hay asuntos como el refuerzo de las relaciones económicas, la presencia de las empresas de ambos lados del Estrecho, la transición ecológica, la gestión ordenada de las migraciones y el refuerzo de las costas.

“La visita o no del Rey dependerá de la capacidad de movilidad y de la agenda pero nada tiene que ver con elementos ajenos a la propia reunión, hay una magnífica relación y un contacto fluido”, ha asegurado. Montero ha incidido en “desligar absolutamente” la audiencia real “de cualquier tipo de malestar” que haya hecho llegar Marruecos. “Al contrario, ambos gobiernos estamos deseando encontrarnos”, ha zanjado.

En todo caso, ha dicho que los detalles de la agenda se están ultimando y ha pedido esperar a que se acerque el momento de la cumbre para comprobar la disponibilidad para cuadrar agendas. El Gobierno español, ha dicho, está “abierto a concertar nuevas citas en los próximos días” en función de “la preferencia que el Gobierno marroquí pueda plantear”.

El Gobierno sí asume que la reunión se celebrará en la “circunstancia excepcional” de la pandemia –con fuertes restricciones de movilidad– con medidas de “precaución, cautela y restricción de la movilidad”.

Montero también ha recordado que Mohamed VI ya recibió a Sánchez “prácticamente al llegar a la Moncloa” –en noviembre de 2018, cuando hizo su primera visita a Marruecos sin seguir la tradición de que el primer viaje del presidente del Gobierno sea a este país–.

Así, ha incidido en que la relación con Marruecos es “fluida” y el contacto “cotidiano” y que esta cumbre se está preparando “con mucho mimo” porque hay muchas materias de interés y es la primera cita de este tipo de en cinco años.