jueves, 24 junio 2021 08:53

Este es el perfil de los que más disfrutan del sexo

¿Sabías que hay un tipo de personas que disfrutan más del sexo y que, además, también hacen mejor el amor? De acuerdo a varios estudios, se ha podido conocer la personalidad de aquellos a los que les gustan más las relaciones sexuales. El placer y el conocimiento sobre uno mismo parece que, en esta ocasión, van de la mano.

Por supuesto, cada persona es un mundo y también cada pareja, aunque sea solo de dormitorio. Sin embargo, parece que existen varios aspectos comunes que hacen que quienes los cumplen sean mejores en el plano sexual. ¿Puedes hacerte una idea de cuáles son esos rasgos característicos? Seguro que te has encontrado con varios tipos de personas en el dormitorio pero, ¿con todas has disfrutado igual?

Si es un tema que te interesa, descubre cuál es el perfil de los que más disfrutan del sexo.

Las personas libres y de mente abierta disfrutan más del sexo

personas libres sexo

Aquellas personas que son seguras de sí mismas y que tienen una mentalidad más abierta también están más dispuestos a disfrutar del sexo. Son esos individuos que no tienen tabúes y les gusta probar cosas nuevas en la cama. Sin duda, esta práctica los convierte en buenos amantes y en personas que están dispuestas a todo por dejarse llevar.

Una vez en el dormitorio, se caracterizan por querer probar siempre nuevas posturas. No tienen ningún tipo de problema en cumplir con las fantasías sexuales de su pareja ni en pedir lo que a ellos les gusta. Suelen tener curiosidad por los juegos de rol y saben cómo sacar el máximo partido a las relaciones sexuales. Siempre están innovando, creando y pensando en cómo pueden hacer para explotar su sexualidad y llevarla al máximo nivel.

Además, tampoco se ven apurados por decir cosas subidas de tono ni en mantener una conversación fluida con su pareja de cama. Están libres de prejuicios, por lo que no dudan en hablar de sexo de forma abierta y en querer saber la opinión de la otra persona. Lo que más llama la atención es la buena comunicación.

Los deportistas, más activos en la cama

deportistas cama

Las personas que hacen deporte, aunque sea un poco, también son mejores amantes. Cuentan con una condición física superior y esto desemboca en que sepan disfrutar más del sexo. La razón es que hacer deporte aumenta los niveles de diversas hormonas, como la testosterona, la serotonina o las endorfinas. Estas se encargan, a su vez, de aumenta el deseo, el bienestar y, por supuesto, el placer.

Cuando hacemos ejercicio mejoran también nuestros sistemas cardiocirculatorio, respiratorio, muscular y metabólico. Nos ayuda a perder peso y mantenernos en forma, lo que provocará que tengamos una mejor condición mental, emocional y, sobre todo física. Todos estos elementos contribuyen a mejorar nuestra sexualidad. Y es que, si ya sabíamos que el ejercicio nos ayuda en muchos ámbitos de nuestra vida, ahora tenemos un aliciente más para ponerlo en práctica.

Para conseguir todos estos beneficios personales y con respecto al sexo se recomienda hacer deporte de intensidad media o moderada. Estos pueden ser la natación, el tenis, pesas, cardio y también el yoga. Esta disciplina es muy buena para coordinar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente, cosa que también mejorará las relaciones sexuales. En las mujeres en concreto, ayudan a mantener los músculos pélvicos en forma. En los hombres, mejoran las erecciones.

Las que siempre tienen ganas de sexo, también disfrutan más

personas ganas sexo

Hay personas que siempre tienen ganas de sexo. Cuentan con sus propias ideas de lo que es tener una buena relación sexual y siempre están dispuestos a ponerlas en marcha. La práctica hace al maestro y esto consigue que disfruten más del tiempo en la cama y también que sean mejores amantes.

Esa gente que siempre tiene ganas de hacerlo son individuos que piensan mucho más en el sexo que otras. Esto hace que se interesen más y siempre busquen llegar a la perfección. O, al menos, a disfrutar al máximo del proceso. También suelen buscar cosas nuevas, por lo que no les importará aprender nuevas posturas, satisfacer el deseo de otros y ser mucho más activos en el dormitorio.

Se caracterizan, además, por leer artículos o libros estrechamente relacionados con el tema con el fin de saber siempre más y que llegue el momento de ponerlo en práctica. El sexo se considera como uno de sus hobbies principales, por lo que lo cultivan y se desarrollan en él como si de cualquier otra disciplina se tratara. Sin duda, son personas a las que les gusta poner en práctica lo aprendido y esto es bueno tanto para ellos como para su compañero, pues siempre tendrán ganas de más.

Los generosos otorgan más placer a su pareja

generosos placer

Las personas que se definen a sí mismas como generosas disfrutan más del sexo y también consiguen hacer disfrutar a sus parejas. Cuando a alguien le gusta ver feliz a quienes se encuentran a su alrededor, esta persona suele ser mucho más activa y buena amante que alguien que se considera como un egocéntrico, pues son más egoístas.

La razón principal es que las personas que son generosas ponen todo su empeño en que su pareja se lo pase bien y disfrute. En muchas ocasiones, dejan de lado su propio placer para hacérselo pasar bien al compañero. Por ende, disfrutan de relaciones saludables que no se centran en uno mismo, sino en dos. Esto consigue que, a su vez, la pareja se despierte y tenga ganas de devolver el placer recibido. Es decir, renunciando a él en un primer momento, más tarde consiguen recibir el doble.

Aquellos a quienes podemos considerar como buenos amantes siempre están dispuestos a recibir menos que lo que dan. Cuando una persona se considera buena en la cama, no puede obtener placer si sabe que su pareja no ha disfrutado del todo. O, al menos, no como él. Si en la pareja los dos miembros son igual de generosos, se creará un vínculo, conocido como química sexual, casi imposible de romper.