domingo, 24 enero 2021 09:59

Dan igual las vacunas: la fecha hasta la que se usarán las mascarillas

La mayoría de los pronósticos más optimistas para el fin de la pandemia nos sitúan en el final de verano de 2021. Lo que parecía increíble en aquellos días de marzo en el que todos pensamos que nos encerrábamos en casa precisamente para evitar un “mal mayor” ha sucedido. La distancia social, los confinamientos y las mascarillas continuarán en nuestras vidas más allá de lo que muchos habían previsto.

Y es que las esperanzadoras noticias respecto al desarrollo y distribución de las vacunas, no pueden – ni deben – confundir a la población. La pandemia no será tan fácil de controlar. Esta por ver, por ejemplo, cuánto dura el efecto de las vacunas o cuánta población accede a vacunarse y en qué momento lo hace. Es por ello, que las previsiones más optimistas han dejado de ser creíbles. La mayor parte de la población sabe que tardaremos todavía bastante tiempo en recuperar la “vieja” normalidad.

En este sentido, el Consejo Interterritorial de Salud Pública, que precisamente se reúne esta tarde para establecer la normativa que regule la Navidad 2020 y que está formada por el ministro de Sanidad y los consejeros de las Comunidades Autónomas, ya ha anunciado que la obligatoriedad de las mascarillas durará al menos todo el 2021.

Según los expertos, para alcanzar la inmunidad de grupo debería estar vacunada un 70% de la población mundial. Pero en todo caso, la vacunación no es una cosa ni inmediata ni fulminante que haga desaparecer el virus de un día para otro. Como dice el director del The Institute for Health and Strategy y exasesor de la OMS, Rafael Bengoa, “las pandemias van cediendo despacio”. Este es el motivo por el que tendremos que seguir llevando mascarillas o convivir con ciertos distanciamiento social mucho más tiempo del que nos creemos. También el doctor Pedro Cavadas e incluso Bill Gates apuestan por un panorama a bastante más largo plazo que el que manejan otros expertos.

Así, como podemos ver, la vacuna simplemente marca el principio del fin, pero eso no significa que hayamos vencido al virus. Si queremos vencerlo, tendremos que vivir al menos otra buena temporada con los dos básicos del año: las mascarillas y los geles hidroalcohólicos.