jueves, 21 enero 2021 10:18

Navarra aboga por cierre perimetral con desplazamientos familiares “muy condicionados”

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha informado este miércoles de que la Comunidad foral aboga por el cierre perimetral de cara a la próxima Navidad, con alguna excepción a las que ya existen como “el desplazamiento para encuentros familiares muy condicionados en sus justificados y limitados en tiempo”; así como por reuniones familiares de dos unidades convivenciales, entre 6 y 10 personas incluidos niños.

Induráin ha defendido, en la rueda de prensa tras la sesión del Ejecutivo, que “se trata de abordar de manera conjunta y sostenida dos o tres cuestiones” en torno a la Navidad. “Ahora más que nunca, se trata de llegar a acuerdos básicos entre diferentes Autonomías, más allá de las diferencias de situaciones epidemiológicas y el respeto de sus competencias”, ha dicho, para afirmar que “cuanto más compartidas sean las instrucciones, más coherentes serán las explicaciones y más sencillo poder cumplirlas”.

Ha señalado que hay que explicar a la sociedad “los por qués y para qués” de las medidas que se van a adoptar en “un momento importante en el que se junta una evolución favorable de los datos con una gran incertidumbre ante unas fechas de alto riesgo, donde todos nos jugamos mucho”. “Hay que superar las dicotomías entre economía y salud y lo que nos interesa como sociedad es lograr una situación epidemiológica que nos permita recuperar al máximo la actividad posible y dar con la forma de actuar”, ha afirmado.

Induráin ha explicado que este martes tuvo un encuentro telemático con las máximas responsables de Salud de las CCAA limítrofes, Comunidad Autónoma Vasca, La Rioja y Aragón para “avanzar en el camino de consenso general partiendo de acuerdos con el entorno más cercano”. “Poner en común experiencias y adoptar medidas concretas siempre es positivo porque si hay muchas diferencias tiene el riesgo de desconcertar a la población”, ha manifestado.

La consejera ha insistido en pedir “mucha prudencia” y “responsabilidad individual y colectiva” para estas fechas “si no queremos entrar en una tercera ola en enero, lo que se traduciría en más ingresos, más fallecimientos y más sufrimiento”. “Ninguna Navidad justificaría esto”, ha aseverado.

Así, ha abogado, de cara al Consejo Interterritorial de esta tarde, por “mantener el cierre perimetral, lo que supone evitar desplazamientos prescindibles”. “De cara a estas fechas navideñas es conveniente mantener la restricción perimetral, se está estudiando alguna excepción a las que ya existen como el desplazamiento para encuentros familiares muy condicionados en sus justificados y limitados en tiempo”, ha dicho.

Ha indicado así que “tenemos que limitar todo lo que podamos la movilidad de la población, porque a más movimiento más transmisión”. “Es duro para muchas personas”, ha dicho, para añadir que “el periodo navideño es complicado desde muchos puntos de vista, frío, uso de espacios interiores, más interrelación social, coexistencia con otros virus respiratorios… y hay más riesgo”. “Este año toca moverse lo menos posible”, ha comentado.

Sobre las reuniones familiares, Induráin ha señalado que deben ser “las mínimas y con las menos personas posibles” y se baraja entre 6 y 10 personas, incluyendo niños. Ante la limitación de mezcla de unidades convivenciales, ha dicho que para las celebraciones se flexibilizará a dos unidades convivenciales, y “en aras de favorecer el consenso autonómico nos puede llevar a ampliar algo el número tope de personas por reunión”. “Pero lo que hay que poner sobre la mesa es el sentido común y las condiciones de cada hogar”, ha dicho.

En cuanto a la movilidad nocturna en Nochebuena y Nochevieja, ha señalado que la horquilla oscila entre mantener las franjas actuales o permitir el alargamiento hasta la una, “solo las dos noches” y “para retornar a los domicilios de origen”. “Navarra priorizará el acuerdo común, apelando a la responsabilidad, entendiendo que serán noches diferentes a la fuerza”, ha comentado.

Induráin ha señalado, además, que durante las Navidades no habría que celebrar eventos que supongan aglomeraciones como cabalgatas, olentzeros o San Silvestres, “priorizando actos en el exterior frente al interior”.

La consejera ha insistido en que “tenemos que aprender a reencontrarnos en estas fechas de otra forma, es lo que nos toca”. “Las Navidades aún están un poco lejos y estamos inmersos en los puentes, que hay que gestionar con cordura”, ha dicho, para comentar que “la principal novedad estos días es la reapertura de las terrazas y aunque es pronto para valorar a primera vista se está desarrollando con normalidad y responsabilidad”. “No nos podemos permitir relajar las medidas preventivas”, ha indicado.