sábado, 17 abril 2021 22:35

Arrimadas ve otra “cacicada” en la nueva reforma sobre el CGPJ

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha calificado de “cacicada versión dos” la nueva reforma que plantean el PSOE y Unidas Podemos para limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de forma que no pueda realizar nombramientos mientras su mandato esté caducado, como ocurre ahora. A su juicio, esto pone de manifiesto que el Gobierno de coalición ha sobrepasado ya “todos los límites”.

“Me preocupa muchísimo lo que puede hacer este Gobierno”, porque esto “es un intento de controlar absolutamente el CGPJ”, ha declarado en una entrevista en RNE.

Según ha recordado, al Ejecutivo de Pedro Sánchez “ya le dieron un toque” desde Europa cuando los socialistas y el partido morado presentaron una ley en el Congreso para que doce de los veinte vocales de ese órgano sean designados por mayoría absoluta de las Cámaras, en vez de por una mayoría de tres quintos como marca la ley vigente.

Ahora, con la nueva propuesta de modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial, plantean una “cacicada versión dos” que se sustenta en la idea de “como no puedo controlar el CGPJ, pues lo anulo y así es como si lo controlara”, ha denunciado Arrimadas.

Según ha manifestado, Cs se posicionará en contra de esta reforma y, ante cualquier “injerencia” en la Justicia, acudirá a organismos nacionales como el Tribunal Constitucional y a las instituciones europeas. “Confío en el freno de la UE”, ha añadido.

Además, ha destacado que la formación naranja defiende desde hace tiempo reformar el sistema de elección de los miembros del Consejo General Judicial para que los políticos no puedan controlar este órgano, haciendo que los doce vocales de procedencia judicial sean elegidos por jueces y magistrados.

Somos el único partido que siempre ha mantenido la misma posición“, ha reivindicado, reprochando al PSOE y al PP que cambien de postura según lo que les convenga en cada momento. “Cuando están en el gobierno les parece muy bien repartirse a los jueces” e instan a la oposición a pactar la renovación del CGPJ y “cuando están en la oposición les parece muy mal”, ha denunciado.

Pese a apuntar a la responsabilidad de los ‘populares’ en esta cuestión, considera que el Ejecutivo de coalición “está sobrepasando límites que nadie nunca, jamás, se había atrevido a pasar”, porque no solo quiere “mantener el reparto de jueces” entre los partidos, sino que propuso “empeorarlo” reduciendo la mayoría parlamentaria que lo decide y ahora pretende “anular” las funciones del CGPJ.

“A eso no se había atrevido nadie”, ha advertido la presidenta de la formación naranja, recordando que también fue Sánchez quien decidió nombrar como fiscal general del Estado a quien había sido ministra de Justicia en su Gobierno, Dolores Delgado.

La líder de Ciudadanos sostiene que esta es una de las consecuencias de que el PSOE “se deje arrastrar por la parte radical de Podemos”. A su modo de ver, el líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, busca la “disgregación” de la nación española y “socavar las instituciones del Estado” y por ello se alía con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH Bildu, que “comparten sus objetivos”.

“Es normal que al señor Iglesias no le guste Cs”, que está “en las antípodas” de los planteamientos de Podemos, y que en cambio “le gusten Otegi y Junqueras”, pero “lo importante es qué decide Pedro Sánchez, si se deja ganar la partida por Iglesias o si escucha más a la parte moderada de su Gobierno, de su partido y de la sociedad española”, ha subrayado.

En este sentido, Arrimadas ha afirmado que la “responsabilidad final” sobre el camino que toma el Ejecutivo es de Sánchez y que, en el caso de los Presupuestos Generales del Estado, ha preferido pactarlos con las formaciones independentistas que con Ciudadanos.

Ante esta situación, cree que en España muchas personas “del ámbito socialdemócrata, de centro y moderados” se están “sintiendo huérfanos” desde el punto de vista político, al ver que el líder del PSOE “incumplió su promesa” de no dejar la gobernabilidad en manos de partidos separatistas.

Aun así, la presidenta de Cs ha dicho estar “muy orgullosa” de haberse ofrecido a negociar los Presupuestos de 2021 con el Gobierno y de haber logrado limitar las subidas de impuestos. “Sin nuestro trabajo, (las cuentas) serían aún peores”, ha asegurado.

En su opinión, los españoles ha comprobado que, desde que asumió la presidencia de Ciudadanos, siempre se posicionan y votan “según el interés general”. “Y vamos a seguir haciéndolo”, ha avanzado, defendiendo la idea de “un partido útil que piensa en los ciudadanos”, tanto allí donde gobierna como desde la oposición.

A la pregunta de si esta forma de actuar le ha complicado su liderazgo internamente, ha respondido que “para nada” y ha apuntado que líderes autonómicos del partido como Toni Cantó están pactando medidas con gobiernos que “no les gustan”, como el del PSOE, Compromís y Podemos en la Generalitat valenciana.

“Todos vamos a una y todos compartimos que estamos en un momento excepcional”, a causa de la crisis sanitaria, económica y social por el coronavirus, en el que es necesario “hacer un esfuerzo extraordinario”, ha declarado.

Por último, Arrimadas ha adelantado que el próximo 6 de diciembre, Día de la Constitución, celebrará la festividad en Barcelona. Considera que en Cataluña hay que “reivindicar especialmente los principios constitucionales”, ya que “se violan todos los días” por parte del Govern, y defender a los catalanes no nacionalistas, que también ven cómo el Ejecutivo de Sánchez “cede ante el independentismo”.