lunes, 18 enero 2021 21:41

Castilla y León apela en Navidad a la responsabilidad de la ciudadanía

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, se ha mostrado “satisfecha” con el acuerdo alcanzado ayer en el Comité Interterritorial para establecer límites de cara a la Navidad ante la pandemia de Covid-19 y ha apelado a la responsabilidad, ya que, como ha apuntado el vicepresidente, Francisco Igea, es el momento de “tratar a los ciudadanos como mayores de edad”.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Casado ha alabado el consenso alcanzado en torno a las medidas, para lo que Castilla y León se ha visto obligada a ceder, ya que, a priori, desde la Comunidad se defendían reuniones de seis personas y se han ampliado a diez y toques de queda para Nochebuena y Nochevieja hasta la 1 y se ha acordado que sea hasta la 1.30 horas.

“Estoy satisfecha, me gustan las recomendaciones, probablemente si el nivel epidemiológico y sanitario fuera distinto estaría más preocupada, nos dejan posibilidad de adaptarnos si las cosas no funcionan bien”, ha explicado la consejera

No obstante, Igea la hecho un llamamiento a la responsabilidad tras conocerse que no será necesario justificante alguno para desplazarse a estas reuniones familiares. “Hay que tratar a la ciudadanía como mayores de edad”, ha señalado.

“Hacemos un llamamiento a la responsabilidad, la responsabilidad no es cosa exclusiva de los políticos, es algo compartido por toda la ciudadanía”, ha reseñado.

Asimismo, el vicepresidente de la Junta ha destacado la “lealtad y solidaridad” de Castilla y León con el fin de lograr una decisión común que anteponga “siempre” el interés de los ciudadanos. “Cuando acabe esta epidemia me gustaría que siguiera existiendo un país que se llama España, aunque no lo tengo muy claro”, ha manifestado Igea.