miércoles, 20 enero 2021 13:18

El Fondo Social Europeo ha permitido atender a más de 70.000 personas

el corte ingles

Los recursos del Fondo Social Europeo, que gestionan Cáritas Española, Cruz Roja, Fundación ONCE y Fundación Secretariado Gitano a través del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES), han permitido atender a más de 70.000 personas durante los primeros nueve meses de 2020, lo que supone un 13% más de la media anual.

Esta ha sido una de las principales conclusiones del acto ’20 años de alianzas: la Europa inclusiva que queremos’, celebrado de forma telemática este viernes para hacer balance de la gestión conjunta de los recursos del Fondo Social Europeo por parte de las citadas entidades.

El evento contó con la presencia de Emma Toledano-Laredo, jefa de Unidad para España y Malta de la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea; Ángel García Frontelo, subdirector general de la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo, y Maika Sánchez Martínez, subdirectora del Plan de Empleo de Cruz Roja Española, quien actuó también en nombre del resto de ONG implicadas.

En sus intervenciones, los ponentes han coincidido en señalar la importancia de la actuación ágil tanto de la Comisión Europea como de la Unidad Administradora del FSE (UAFSE), que han sabido flexibilizar y dar unas instrucciones claras y han tenido una disposición cercana y colaboradora, lo que ha permitido avanzar y dar continuidad a las actuaciones que ya se habían puesto en marcha, adaptándolas a la nueva situación impuesta por la pandemia del Covid19.

SE ESPERA LLEGAR A LAS 93.000

En concreto, durante los meses de enero a septiembre se atendieron a casi 70.000 personas, lo que supone un 13 por ciento más de la media anual, y se espera llegar a 93.000 al final de año.

En este sentido, Toledano-Laredo ha explicado que “desde marzo, la Comisión Europea ha multiplicado las iniciativas para mitigar el impacto social, sanitario y económico de la pandemia” que, en especial, ha afectado “a los más vulnerables”.

García Frontelo, por su parte, hizo hincapié en que “las administraciones públicas que gestionan los fondos europeos tienen la responsabilidad de facilitar las condiciones adecuadas para que esta inversión llegue de manera ágil a las personas que la necesitan y que deben ser siempre el centro de toda actuación”.

Así, señaló que en situaciones como la pandemia resulta “más necesario que nunca” dar continuidad al servicio y ofrecer seguridad jurídica y financiera a las entidades que trabajan con esas personas

20 AÑOS DE ALIANZAS

Finalmente, Sánchez subrayó la necesidad de un refuerzo de las políticas activas de empleo integradas en las que se contemplen iniciativas dirigidas específicamente a las personas más alejadas del mercado laboral. A su juicio, las administraciones, el Tercer Sector y el sector empresarial deben seguir trabajando para que el mercado laboral sea inclusivo, y ofrezca empleos decentes. “Y esto sólo es posible si se sigue contando con recursos suficientes”, ha indicado.

Durante el acto, se ha presentado, además, una infografía sobre los resultados de los 20 años de Alianzas entre el Fondo Social Europeo. El documento señala que entre los años 2000 y 2020 las cuatro organizaciones sociales han atendido a 1,23 millones de personas, de las que un 53% han sido mujeres y un 48% tenían sólo estudios primarios, lo que las coloca en situaciones de alta vulnerabilidad frente al mercado laboral.

También destaca que, gracias a las acciones de formación y las labores de intermediación que las entidades llevan a cabo, 314.886 personas en riesgo de exclusión han conseguido un empleo, de las cuales el 56% son mujeres.