martes, 19 enero 2021 11:34

Los abogados advierten de los peligros que se esconden tras las tarjetas revolving

Tener crédito disponible para compras te brinda facilidad de adquirir lo que necesites y aprovechar ofertas. Con las tarjetas revolving, la entidad financiera te brinda un límite de crédito de hasta 10 mil euros, que puede renovarse periódicamente. Sin embargo, los expertos en el área legal advierten que son un producto financiero peligroso; conoce el por qué.

El peligro de un atractivo producto financiero

Abogados tarjetas revolving se han especializado en desmenuzar los beneficios e inconvenientes de este producto financiero. Por eso, alertan sobre la revolución que estas tarjetas han causado, pues resultan ser un crédito que puede generar deudas importantes en los consumidores.

Debido a la crisis financiera y las leyes de usura, estas tarjetas han ido desapareciendo, pero aún existen entidades que las ofrecen, a través de otros nombres. Por eso, los abogados especialistas en usura de créditos financieros advierten de sus peligros.

¿Por qué son un arma de doble filo estas tarjetas?

Estas tarjetas te ofrecen financiamiento pero a un costo muy elevado. Sí, sus intereses están por encima de la TAE de préstamos personales, por cuanto suponen productos financieros abusivos. Su facilidad de pago, genera una sensación de confianza financiera en el usuario, lo que termina generando una deuda que puede acabar en ruina.

El hecho de que su importe pueda recargarse una y otra vez, hace que sea un producto atractivo para quienes disfrutan de las compras. A medida que se amortiza el crédito, el límite de financiamiento queda de nuevo a disposición. Además, quienes usan estas tarjetas sienten que compran a descuento, pues compras algo que puedes pagar en plazos.

Por otro lado, si se incumplen los pagos de estas tarjetas, el interés de mora es excesivo y el consumidor puede acabar en un fichero de morosidad. Por estas razones, los créditos revolving están catalogados como préstamos de usura, que pueden reclamarse por la vía legal.

Reclamos de tarjetas revolving

Reclama Por Mí recomienda hacer el reclamo extrajudicial de estar tarjetas, basados en la Ley de Azcárate, que anula los créditos de usura. Si has caído en la trampa de una tarjeta revolving, lo primero que debes saber es que puedes hacer un reclamo si su interés es igual o está por encima del 20 %, lo cual se considera usura.

También lo es si la comercialización de este crédito se ha llevado a cabo sin entendimiento de tu parte. Es decir, que su contrato no esté claro y que las condiciones impuestas por la entidad financiera no estén claras, además de si sufres acoso por parte del banco que emite el producto financiero.

El procedimiento de reclamo de una tarjeta revolving comienza con la emisión de una carta en el Servicio de Atención al Cliente del Banco. Si después de dos meses no has recibido respuesta, puedes proceder a través de otras vías legales, pero con la ayuda de un abogado conseguirás acuerdos más beneficiosos.

Las tarjetas revolving te ofrecen grandes beneficios para hacer compras fáciles, aunque no tengas efectivo. Sin embargo, los abogados especialistas en usura advierten que son un peligro, pues sus intereses son abusivos. Si tienes problemas con este producto financiero, un abogado experto en revolving puede ayudarte a hacer un reclamo y recibir la indemnización correspondiente.