sábado, 23 enero 2021 01:05

De risa: se hace más de 400 kilómetros tras discutir con su mujer

Luego de haber tenido una discusión con su mujer, un italiano de 48 años y habitante de la ciudad de Como en Italia, se vio en la necesidad de darse un respiro y calmar los impresionantes nervios que tenía, esto producto de la fuerte conversación que había tenido. La situación lo llevo a caminar paso tras paso por miles de kilómetros, una travesía que finalizo cuando la policía lo encontró a más de 400 kilómetros de su casa el domingo pasado, específicamente a las dos de la madrugada. Dicha información fue publicada por un medio local, con lo cual el hombre recibió una serie de apodos, entre ellos: ¡¡¡El nuevo Forrest Gump!!!

Gracias a dos agentes de Gimarra, una localidad cercana a Pésaro en la costa adriática,  fueron los policías que pudieron darle un parado a este inusual hombre. Ambos se encontraban recorriendo la zona para hacer cumplir a cabalidad el toque de queda implantado, una medida que había sido impuesta en Italia por el surgimiento de la segunda ola de la pandemia por coronavirus. La sorpresa total fue cuando vieron al hombre deambulando solitariamente por la calle. ¡Un fenómeno de infarto!

Los policías cuando se bajaron de la patrulla pudieron confirmar que el hombre estaba en un acorde estado de salud, con ello garantizaban que no contara con algún tipo de inconveniente médico y por ende, terminaron de llevarlo a la comisaria de Gimarra. Al momento de ser identificado, pudo comentar que había tenido una terrible discusión con su pareja, por lo cual salió a caminar para poder relajarse del encontronazo. Sin embargo, el “paseíto” se convirtió en interminable para el italiano.

Cuando la policía procedió a colocar sus datos en el sistema, pudieron constatar que su mujer había introducido una denuncia de desaparición, esto devenido por el largo tiempo que estuvo ausente de casa.

El hombre tenía más de una semana caminando sin parada alguna, prácticamente habia recorrido medio país y comentaba que había logrado sobrevivir por la comida y el agua que le habían suministrado las personas que se topaban en su recorrido. ¡No tenía nada de dinero!

Al momento de ser avisada a la familia sobre la situación de su salud, los agentes lo dejaron ir pero imponiéndole una multa de 400 euros, esto por saltarse el toque de queda impuesto por las autoridades. Aunado a ello, la discusión con su mujer no solo le afecto emocionalmente, sino que también su bolsillo salió mal parado.