sábado, 23 enero 2021 13:04

Page pide a los grandes partidos lograr acuerdos en 2021 y 2022

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado no sea “un punto y final” y ha asegurado que lo que le gustaría es que los grandes partidos, los que apoyan la Constitución y no los que “se apoyan” en ella, “que no es lo mismo”, recuperen una agenda de grandes acuerdos transversales en España para el 2021 y el 2022.

Así se ha pronunciado García-Page en el acto del Día de la Constitución que se ha celebrado en las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha advertido de que “ningún presupuesto da estabilidad política, solo da una cosa, que es estabilidad presupuestaria”.

“Lo que pasa –ha dicho– es que es esencial porque sin estabilidad presupuestaria es muy difícil que haya estabilidad política, puede haber estabilidad presupuestaria y un guirigay político”, ha reconocido el presidente castellanomanchego.

Ha sido en este punto donde García-Page ha querido hacer una “llamada de atención y a la responsabilidad” de todos en un momento en el que los presupuestos ya han quedado aprobados en el Congreso y que ha provocado, según ha comentado, “una tensión social extraordinaria por mucho que todos insistamos en que los presupuestos son determinantes para poder abrir las puertas a los grandes fondos europeos de los que nos vamos a beneficiar todos”.

Lo que le gustaría al presidente regional es que el presupuesto “no sea el punto y final de una legislatura”, o mejor dicho, que “no sea el punto y final de una legislatura para unos y el comienzo de una legislatura para los que lo sacan adelante”.

“El presupuesto es muy importante, pero es el presupuesto, y a partir de ser aprobado, lo que me gustaría es que los grandes partidos, PSOE, PP, Ciudadanos y mucha otra gente, los que apoyamos la Constitución, no los que se apoyan en ella”, recuperen “una agenda de grandes acuerdos transversales en España para el 2021 y el 2022”.

Unos grandes acuerdos que, a su juicio, “significarían en sí mismo el mejor mensaje al esfuerzo que hicieron los constituyentes y la sociedad española en el año 1978”.