martes, 20 abril 2021 08:49

Sánchez y su alegato electoral: “Se decía que iba a vender mi alma para ser presidente”

  • Rivera ha compartido un vídeo de Sánchez en el que cargaba contra los que le acusaban de vender su alma a cambio de ser presidente.
  • El ex líder de ciudadanos se ha mostrado muy enfadado con todos aquellos españoles que votaron a Sánchez.
  • El presidente del Gobierno ha cedido un cuartel general a cambio de que el PNV vote a favor de los Presupuestos Generales del Estado.
  • El ex número uno de Ciudadanos, Albert Rivera, ha compartido en su cuenta de Twitter un vídeo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el que se quejaba de todos aquellos que le habían acusado de vender su alma a cambio de llegar al Palacio de la Moncloa. Rivera ha acompañando el tweet con un escueto: “A este señor, la mayoría de los españoles lo eligieron presidente del Gobierno. ¿Qué podría salir mal, verdad?”. El ex ciudadano no lo ha dudado y le ha echado la culpa a unos votantes que probablemente, con las últimas actuaciones del Gobierno, estén igual de perplejos que él. Al menos así lo ha demostrado esa ala del PSOE a la que ahora algunos partidos de izquierda tildan de “derechista”.

    En el vídeo Sánchez suelta perlas tales como:  “Se decía a principios de año que yo iba a vender mi alma para ser presidente del Gobierno y que iba a aceptar el chantaje de Iglesias con la vicepresidencia del CNI”. Aquí no acaba todo, pues el candidato Sánchez sigue enumerando las barbaridades a las que él no estaba dispuesto a someterse, entre ellas, la posibilidad de cargarse la independencia de jueces y fiscales o “hacer descansar la gobernabilidad de España en fuerzas independentistas”.

    La última del presidente del Gobierno ha sido lo relativo a los Presupuestos Generales del Estado y es que, para sacarlos adelante, ha necesitado el apoyo de los nacionalistas vascos y los independistas catalanes, de los que renegaba no hace mucho tiempo. Todo sea por seguir durmiendo en el Palacio de la Moncloa. Sin embargo, hubo una época en la que Sánchez parecía tener las cosas más claras que ahora y se mostraba impasible ante cualquier tipo de relación con sus actuales socios. Desde su vicepresidente, Pablo Iglesias, hasta Bildu y Rufián. Son muchos los vídeos del líder del PSOE presumiendo de esa identidad socialista, pero el tiempo pasa y las opiniones cambian. O, en su defecto, la sombra del árbol al que arrimarse.

    Como si de un mal presagio se tratara, Sánchez ha terminado haciendo todas esas acciones de las que un día renegó: ha formado gobierno con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha conseguido sacar a flote los PGE con el voto de los partidos nacionalistas y ha intentado dinamitar la independencia del Congreso General del Poder Judicial imponiendo una mayoría absoluta y no una de tres quintos.

    Un cuartel general a cambio de los presupuestos

    La cesión de un cuartel militar en San Sebastián por parte de Sánchez al PNV para lograr su apoyo y así poder aprobar los PGE ha generado mucha polémica. Como un trueque en un patio de colegio: yo te doy un cuartel y tú me das unos presupuestos. Y así ha sido: el PNV ha confirmado su apoyo al presidente con los PGE para 2021 tras sellar una segunda tanda de acuerdos en la que se incluye la enajenación de los cuarteles de Loyola que pasarían del Ministerio de Defensa al Ayuntamiento de San Sebastián antes de que acabe el próximo año y que se utilizará para construir 2.000 viviendas.

    La primera tanda de acuerdos entre el Gobierno y los nacionalistas vascos se produjo el pasado 20 de noviembre, entre ellos la supresión del impuesto al diésel. Cuatro días después de eso su portavoz, Aitor Esteban, ha cerrado este segundo tramo con la que ya han confirmado su voto a favor de los presupuestos del Gobierno. Esteban se ha mostrado satisfecho ya que han conseguido la mitad las enmiendas que habían propuesto. Respecto a los terrenos de los cuarteles de Loyola ha declaro que “por primera vez, el Gobierno se compromete a enajenar esos terrenos”.