jueves, 21 enero 2021 21:51

El producto de Mercadona que arrasa en ventas este otoño

Con la llegada del frío, hay determinados productos y alimentos que aumentan sus ventas en los supermercados. Ahora apetecen menos platos fríos y se opta más por guisos y sopas. En las últimas semanas, Mercadona, el supermercado con mayor cuota de mercado en España, ha registrado un aumento espectacular en las ventas de un producto muy concreto. La sorpresa de la cadena valenciana viene dado porque no se trata de un producto específicamente de temporada.

¿Cuál ha sido este incremento tan evidente? Nada más y nada menos que un 23%, lo que supone la venta diaria de más de 84.000 litros de su caldo de pollo de la marca Hacendado. ¿Dónde reside el éxito de este producto de Mercadona para que sea uno de los más vendidos en toda España?

La empresa en la que confía la marca de Juan Roig para elaborar este caldo en concreto, y todos los de la gama Hacendado es oriunda de Fundes, en Navarra. Destaca que el formato más vendido en Mercadona del caldo de pollo sea la opción de packs indivisibles: buen precio, buena calidad, más cantidad en un alimento consumible. Dos bricks de un litro cada uno, a un precio de 1,60 euros

En comparación con otros caldos de marca blanca, el de Hacendado resulta menos salado y con más sabor. No es el más barato que se puede comprar, pero en este tipo de productos de alimentación cuenta tanto más unos buenos ingredientes y una elaboración lo más casera posible que la diferencia de céntimos entre dos casas para el mismo producto.

Concretamente, el caldo de pollo de Hacendado se compone de agua, un 2% de pollo, un 0,1% de hortalizas (puerro, zanahoria, patata y apio), aceite de oliva, especias, sal, almidón modificado de maíz y aromas. Así, en una ración de 250 mililitros (una taza de sopa sola) aporta apenas 13 kilocalorías, como recoge Open Food Facts

EL CALDO DE MERCADONA, PARA ALGO MÁS QUE SOPA

“Aunque es un producto de venta habitual en España durante todo el año, con la llegada del invierno los Jefes (clientes) lo eligen en mayor medida ya que, cuanto más frío hace, mayor es el consumo de platos calientes“, reconoce Mercadona en un comunicado.

Entre ellos, qué duda cabe, el de mayor éxito es sin duda alguna la sopa. Puedes hacer una sopa de fideos tradicional u optar por ejemplo por unas sopas de ajo o una sopa castellana. Sin embargo, los caldos tienen mucha más vida y se les puede sacar mucho partido. Toma nota de esta sugerencias de recetas con caldo que puedes hacer fáciles y económicas.

SOPA DE POLLO CON ARROZ

¿Cansado de comer siempre la misma sopa de pasta? Te mostramos una sugerencia igualmente sabrosa, más consistentes y muy completa nutricionalmente: una sopa de pollo con arroz, perfecta para combatir el frío y las bajas temperaturas ¡muy fácil de hacer!

Para 4 personas solo necesitas 150 gramos de arroz, 2 ajos, 5 cucharadas de aceite de oliva, 3 cucharadas de tomate frito, 1 litro de caldo de pollo. Hacerla es tan fácil como saltear los ajos picados en el aceite de oliva. Cuando estén dorados, se añade el arroz (sin cocer aún) y se fríe unos dos minutos a fuego medio con el tomate frito y los ajos antes de añadir el caldo de pollo y dejar que se haga el arroz unos 12 minutos. Sin dejar reposar, se toma en caliente. Puedes añadir unos huevos cuando falten 2 minutos para escaldarlos y dotar al plato de proteínas y pocas calorías.

CALDO DE POLLO DE MERCADONA: PERFECTO PARA CONSEGUIR UN GUISO AL VINO ESPECTACULAR

¿Quieres sorprender con un guiso diferente? Toma nota entonces de esta sencilla receta en la que utilizar o no el caldo de pollo marca la diferencia. Para conseguirlo solo necesitas 600 gramos de carne de ternera o cerdo (e incluso mixta), troceada para guisar, un tallo de apio, una pizca de enebro, 1 zanahoria y 1 cebolla, aceite de oliva virgen, sal, pimienta, 1 vaso de vino tinto y 1 litro de caldo de Hacendado.

Para su elaboración, se rehoga por un lado la zanahoria, el apio y la cebolla durante unos cinco minutos, y por otro se debe dejar macerando la carne con la sal, la pimienta, el enebro y el vino. Después se añade las verduras y hortalizas, y por último se agrega el caldo de pollo. Si le sumas una cucharada de tomate frito espesará lo justo para que sea consistente pero liviano. Deja que cueza a fuego medio en la cazuela (o en la olla, vigilando aquí los tiempos), y listo.