domingo, 13 junio 2021 01:10

De ‘La Casa de Papel’ a ‘Hasta el Cielo’: los papeles de Miguel Herrán

El nombre de Miguel Herrán ha irrumpido con fuerza en el panorama de la interpretación en España. Después de su paso por Élite, el bombazo que ha supuesto para todos los actores La Casa de Papel ha dado a conocer al gran público un actor que llegó de casualidad al mundillo. Ahora presenta su consagración en el celuloide, de la mano de uno de los actores españoles más respetados, Luis Tosar. Pero, ¿quién es Miguel Herrán? Aunque su rostro se asocie a las series, sus inicios fueron precisamente en la gran pantalla. Estos son los papeles de Miguel Herrán que no recordabas y que te harán redescubrir al actor masculino de moda.

Desde que se hiciera con el Goya como actor revelación en su primera película, la imagen de joven rebelde le ha perseguido. Aunque también lo ha alimentado él mismo con sus papeles y sus entrevistas. En alguna ocasión se ha mostrado muy duro con los fans: “He notado que la gente piensa que mi vida es la polla, que me follado a Ester Expósito y a Úrsula Corberó, y que no me puedo quejar. El dinero no me ha hecho feliz, me ha quitado bastante felicidad y me ha dado más preocupaciones“, decía en una entrevista tras el éxito de Élite y La Casa de Papel.

Como él mismo ha explicado, su vida siempre ha estado muy en el borde de todos los límites. Durante una parte de sus años de primera juventud, fue un nini, y después ha llegado a sufrir vigorexia. “Mis amigos me llamaban Conan el Bárbaro (…) Tengo espejos en los que me tengo prohibido mirarme con ciertas luces porque sé que me voy a obsesionar“, explicaba.

A CAMBIO DE NADA: EL DESCUBRIMIENTO MUTUO

Pero toda es ira y ese sin destino cambió cuando se cruzó en su vida Daniel Guzmán. Como él mismo ha explicado, hasta entonces llevaba una vida más bien disoluta, sin trabajar, sin estudiar. El típico nini de su generación. Una de esas noches de salir hasta reventar, se encontró con el actor Daniel Guzmán, famoso por su participación en Aquí no hay quien viva. Aquel famoso se les acercó y les ofreció aparecer en su proyecto de película ‘A cambio de nada’. Miguel Herrán le dijo que sí medio en broma. De hecho, no cobró nada. Pero conoció una nueva ilusión y se vio de repente ante lo mejor del cine español, levantando la preciada estatuilla de Goya.

Después de ser actor revelación, le hemos visto en dos de los grandes éxitos de taquilla del cine Español. En Los Últimos de Filipinas interpretó al soldado Carvajal, que tiene algunos momentos de protagonismo y donde coincidió con Luis Tosar por primera vez.

En El Guardián Invisible, la adaptación cinematográfica de la trilogía de Baftán de Dolores Redondo, Miguel Herrán tuvo un papel más secundario, como novio de una de las chicas interrogadas.

ÉLITE, LA SERIE QUE LE DIO VISIBILIDAD

Sin embargo, será en el formato de serie donde mayor popularidad ganarán. En la primera temporada de Élite arranca como uno de los no queridos por los alumnos de La Encina, pero rápidamente entra a formar parte del morboso trío entre Carla y Polo. Finalmente, desapareció de la segunda temporada, después de que Carla y Polo desconfíen de él por un robo de ciertos relojes.

Cuando se confirmó que no volvía en la segunda temporada, sus fans lo lamentaron, pues su apariencia de niño bueno que evoluciona había gustado.

Aunque Miguel Herrán encontró en Élite una buena oportunidad para conectar con los nuevos públicos, sería en La Casa de Papel, con su interpretación de Rio cuando le llegó el gran bautismo en seriales. Aquí interpreta a un friki de los ordenadores, siempre como un guapo -aprovecha bien su físico- y con cierto aire bonachón. Parece que es el que menos encaja en toda la banda, pero su personalidad hace que sea querido por todos.