miércoles, 27 enero 2021 05:48

Varios colegios concertados adoctrinan a niños contra la ‘ley Celaá’

el corte ingles

Varias escuelas concertadas de la Comunidad de Madrid han realizado actividades con los alumnos como elaboración de carteles en contra de la nueva ley de educación o ‘ley Celaá’, adoctrinando de esta forma a los pequeños, según han contado fuentes cercanas a las familias de los alumnos a MONCLOA.com.

Los alumnos han realizado recortes y dibujado carteles en contra de la ley de la ministra de Educación, la socialista Isabel Celaá, para ser pegados en los pasillos de los centros, guiados por sus profesores a cargo. En concreto, esto ha ocurrido en el Colegio San Pedro Apóstol de Barajas; también en el colegio Tajamar, en el que además se alojó una charla contra la ley Celaá del presidente de la organización empresarial Confederación Española de Centros de Enseñanza, que reúne a miles de colegios concertados y privados de España. Igual con el colegio Sagrado Corazón, que organizó una movilización el pasado 26 de noviembre.

“Carteles en los pasillos, a la vista de los niños. En las ventanas, en las puertas”, explican familias usuarias de uno de estos centros concertado madrileños a este diario. “Los niños han recortado carteles”, aseguran. “Me consta que se ha aleccionado a los niños”, indican fuentes de las familias.

“Me consta que se ha aleccionado a los niños”

La educación concertada ha sido el centro de atención en las últimas semanas a raíz de la aprobación de la octava ley educación de la democracia, la ‘ley Celaá’, que ha recibido grandes críticas por parte de Ciudadanos, PP y Vox por introducir un mayor equilibrio entre la educación pública y la escuela concertada, así como eliminar el carácter vehicular del castellano en pro de las lenguas cooficiales de las distintas autonomías.

En contraposición, el presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Alfonso Aguiló, explica a Moncloa.com que las actividades con niños en las aulas se alejan totalmente de los objetivos de la plataforma #MásPlurales en contra de la Ley Celaá que apoyan desde el colectivo. Aguiló detalla que lo que han promovido con #MásPlurales es la celebración de manifestaciones con los padres cada miércoles al término de la jornada escolar, para expresar su desencanto con la nueva LOMLOE. Así, en estas manifestaciones los padres pueden ir “con los hijos que quieran estar”, pero no se busca tratar el tema en las aulas.

Sobre la ley, Aguiló afirma que se trata de una “apuesta por lo público brutal” que va “contra la demanda de las familias”, castigando a las que optan por la concertada. Asimismo, explica que la ley ha empeorado en sus últimas versiones, ya que no tiene nada que ver con el primer borrador presentado hace dos años. Destaca la influencia que ha tenido según él Podemos sobre la reforma, y la critica por significar un “recorte de derechos”.

El colegio La Inmaculada.

La ley Celaá ha sido también criticada por asociaciones religiosas como el bufete Abogados Cristianos, quien declaró para Moncloa.com que el objetivo de la ley es eliminar los centros concertados porque es “donde puede haber ideario cristiano“.

CELAÁ NO CREE QUE SU LEY AMENACE LA CONCERTADA

En concreto, la ley Celaá prohíbe a las concertadas recibir dinero de los padres por aquellas asignaturas que sean de oferta obligada en la pública. También obliga a los colegios públicos a ofertar más plazas en los lugares donde sea necesario. Entrevistada en medios, Celaá explicó: “El servicio que prestan los centros concertados tiene que ser lo más homologable al que prestan los centros públicos, en condiciones, en tratamiento, y en ser receptivos y acogedores de todas aquellas necesidades que supongan un mayor esfuerzo al sistema”.

El colegio Los Tilos.

Su reforma de la LOMLOE contempla dejar de financiar con dinero público a los centros que segreguen por sexo, y prohíbe que los padres paguen a colegios concertados a través de sus fundaciones o actividades extraescolares. Así, la ley prohíbe a este tipo de centros exigir “la obligación de hacer aportaciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servicios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que requieran aportación económica”.

Partidos como el PP aseguran que estas medidas suponen un ataque a la “libertad educativa” de los padres a la hora de elegir colegios privados o concertados para sus hijos. Los populares de Andalucía aseguran que la ley es “peligrosa y discriminatoria”, y lamentan que Sánchez haya “entregado la educación de nuestros hijos a los independentistas”.

“La concertada está perfectamente integrada en la Lomloe (…) No sé por qué una parte de la escuela concertada ha tenido una reacción tan catastrofista, que no se corresponde para nada con el contenido de la ley”, indicó Celaá a DiarioSur.