martes, 19 enero 2021 07:35

Sánchez dice que llamará a Casado pero critica su “complejo con la ultraderecha”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este miércoles que va a llamar al presidente del PP, Pablo Casado, pero ha argumentado que si se mantiene bloqueada la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no es por la falta de comunicación sino porque el líder de la oposición tiene, a su juicio, “una suerte de complejo con la ultraderecha”, que le lleva a “anteponer” sus intereses en las próximas elecciones catalanas a los del país.

Así lo ha asegurado en una entrevista en Telecinco, en la que ha atribuido la actitud de “bloqueo” de la que acusa a Casado a que el líder del PP tiene “miedo a ver cómo reacciona el electorado conservador en las elecciones catalanas”.

“La derecha está en una suerte de primarias permanentes con la ultraderecha y le impide defender los intereses del país”, ha afirmado, en relación a cómo podrían influir los posibles indultos a los independentistas presos y las elecciones catalanas en la negociación con el PP para renovar el CGPJ.

A este respecto, Sánchez ha criticado que los dos años que el CGPJ lleva con su mandato caducado son los que lleva Casado al frente del PP, y le ha avisado de que “lo que no se puede hacer es defender la Constitución por la mañana e incumplirla por la tarde”. “Es lo que hace Casado en la oposición”, ha denunciado.

En este punto, ha señalado que él ha intentado siempre mantener “la mejor de las relaciones, la más cordial, con toda la oposición”, y que “nunca” ha insultado a Casado, pero que sin embargo, la actitud del líder del PP ha sido “bien distinta”.

Tras lamentar que se ha negado a negociar los Presupuestos y que tampoco quiere hablar del poder judicial, ha criticado que ahora diga que se planteará la renovación del órgano de gobierno de los jueces después de las elecciones del 14 de febrero. “¿Qué es lo que ocurre? Que hay una suerte de complejo para con la ultraderecha”, ha sentenciado.

Además, aunque ha asegurado que llamará a Casado, se ha defendido diciendo que “siempre” ha tenido su teléfono “abierto” para que le escribiera “un SMS, un Whatspp o le llamara”. “No tenido ningún problema pero si recuerda lo que él ha dicho sobre mi persona, el decoro ha brillado por su ausencia”, ha incidido.

CRITICA LA “SUPOSICIONES LUNÁTICAS” DE LA DERECHA

Asimismo, ha criticado las “suposiciones lunáticas” de la derecha cuando tachan al Gobierno de imponer un “régimen totalitario bolivariano soviético” con una “conspiración judeomasónica”, y ha rechazado que estos sean sus argumentos, por ejemplo, para no apoyar los Presupuestos Generales del Estado.

En este punto, ha defendido que lo llamativo no es que el Gobierno haya recabado para las cuentas públicas el apoyo de once fuerzas parlamentarias, entre ellas, del EH Bildu, sino que no los hayan apoyado otras como el PP.

“Lo que está demostrando es que no ha asumido su derrota electoral”, ha afirmado Sánchez, quien también ha defendido que en los “casi 1.000 días” que lleva gobernando “España no se ha roto, no hay una dictadura, no han venido los bolcheviques ni va a haber una dictadura franquista”.