martes, 19 enero 2021 13:29

‘SocialDrive’ aparca la seguridad vial y no cesa en su acoso a la DGT

  • SocialDrive delata los métodos de la DGT para sancionar infracciones.
  • Tráfico asegura que es para garantizar la seguridad vial.
  • Avisar de dónde está un radar móvil puede ser ilegal.
  • el corte ingles

    La red social SocialDrive parece tener un único propósito: acosar a la Dirección General de Tráfico (DGT) mediante las publicaciones en las que delata a las furgonetas o camiones camuflados, radares móviles y demás métodos que utilizan para salvaguardar la seguridad. Precisamente, la DGT, defiende sus métodos de actuación alegando esto último: el bienestar de los conductores en las carreteras. Por el contrario, Social Drive, sostiene que el único propósito de la DGT es recaudar dinero a costa de los usuarios.

    Tráfico lo tiene claro: si se eliminasen los radares o hubiese menos vigilancia la tasa de mortalidad por accidentes aumentaría. El año pasado las cifras fueron buenas: perdieron la vida 1.098 personas en las carreteras, noventa menos que el 2018 siendo la cifra más baja de la historia desde que se comenzaron a registrar los datos, en 1960. En su día, el ministro del Interior, Grande –Marlaska achacó estos buenos datos a la reducción del límite de velocidad en carreteras convencionales, donde el número de fallecidos descendió un 9,5% (800 frente a los 884 de 2018).

    En 2020 las cosas tampoco han ido mal pues el primer semestre de año finalizó con 344 fallecidos, un dato que marca el mínimo histórico. No obstante, esto se debe a la pandemia: las restricciones a la movilidad que se establecieron el pasado 14 de marzo tras la entrada en vigor del Estado de Alarma tuvo como consecuencia directa una reducción del volumen del tráfico diario en un 75% y en fines de semana del 95%. Una vez las limitaciones de movilidad se levantaron, la DGT notificó un repunte de los accidentes de tráfico en un 22%: “Concretamente desde el 21 de junio hasta el 8 de julio han fallecido en vías interurbanas 60 personas, 11 más que en el mismo periodo del año anterior”, comunicaron.  A los usuarios de SocialDrive no les importan estos datos, ellos siguen subiendo imágenes a la plataforma para que todo el mundo las pueda ver. Y parece que están consiguiendo su cometido: boicotear a la DGT.

    Ayer contábamos en este diario que la DGT había puesto un camión camuflado para imponer multas en todas las áreas de España en las que tiene competencias a los usuarios que se distraigan con los dispositivos móviles. Medida que se conoció a raíz del post de uno de los usuarios de SocialDrive en el que colgó una foto de la multa de 200 euros por haber “conducido utilizando manualmente el teléfono móvil o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción”. Es en el mismo documento donde aparece que la infracción fue observada desde un camión camuflado. El pasado verano, otro usuario subió una fotos de las furgonetas que utilizaba la Tráfico, obstaculizando así su propósito de pasar desapercibidas.

    Delatar los radares móviles es ilegal

    Con el paso de los años y la llegada de las nuevas tecnologías han llegado apps y aparatos que avisan de donde se encuentran estos dispositivos. Pues bien, que sepas que avisar de dónde están puede ser ilegal y meterte en un lío. Desde la DGT han advertido que, si bien anunciar la ubicación exacta de un radar fijo es totalmente legal ya que se trata de una información pública y que la DGT difunde en su web, notificar la localización de un radar móvil es un acto ilegal. De hecho, la Fiscalía de Seguridad Vial trabaja en un informe jurídico para determinar si las aplicaciones móviles y demás plataformas de avisos de ubicación de controles de alcohol, de drogas y radares móviles son sancionables. Por lo tanto, la próxima vez que quieras comunicarlo en alguna app puedes tener un serio problema. Según la ley “en las denuncias por hechos de circulación deberá constar, en todo caso, la identificación del vehículo con el que se haya cometido la presunta infracción.