jueves, 21 enero 2021 10:56

Los hosteleros cántabros exigen la dimisión del vicepresidente y el consejero de Sanidad por la comida con Illa

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha exigido la dimisión del vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, y del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ambos socialistas, por su “desprecio” hacia el sector demostrado, a su juicio, en la comida que mantuvieron con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que, según denunció ayer el PP, participaron once personas.

En un comunicado, la AEHC afirma que “no da crédito” ante las informaciones sobre la reunión de trabajo que mantuvieron miembros del Gobierno de Cantabria con Illa, en su visita a la región la semana pasada, que incluyó una comida en la Filmoteca regional.

Según la asociación, el “enfado” de los hosteleros se debe a que llevan cumpliendo restricciones desde hace muchos meses para “salvaguardar” la salud de los ciudadanos y consideran “una auténtica vergüenza” que el Ejecutivo “se ampare en un artículo hecho a medida para librarse de la culpa”, en referencia a la explicación dada ayer por el Gobierno de que las actividades laborales e institucionales no están incluidas en el decreto que establece las limitaciones por la pandemia.

Por este motivo, piden la dimisión del vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez “y de toda la Ejecutiva socialista que forma parte del Gobierno regional” por su “desprecio y humillación” hacia el sector hostelero de la región.

Para la AEHC, aunque digan que no han incumplido restricciones y se acojan al Decreto 3/2020, de 26 de octubre, por el que se limita la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados, cuando llevas pidiendo “tantas” restricciones y limitaciones a toda la ciudadanía y “más a este sector, al que han llevado a la ruina, por ética y vergüenza, deberían dimitir”.

Para los hosteleros, sólo caben dos opciones “o la Ejecutiva del PSOE es inmune a la Covid-19 o nos van a dar la razón en que la hostelería no es el problema por lo que nos permitirán abrir los interiores de los negocios de inmediato”. La respuesta exigen que “también sea inmediata” ya que, según dicen, “con un chasquido de dedos no se abre un negocio”.