‘Contacto con tacto’: el estreno de Bertín Osborne en la tele hace casi 30 años

A sus 66 años, podemos decir que Bertín Osborne lo ha hecho todo – o casi todo a nivel audiovisual. Tras grabar varios discos y participar en el festival de San Remo, llegó casi por casualidad a la televisión, haciendo telenovelas. Y de ahí, en el año 92 da el salto a la televisión, cuando Telecinco le ofrece presentar Contacto con tacto, un programa pionero entre los programas de citas y que en su momento escandalizaba a los más puritanos. Ha llovido mucho desde entonces, y Bertín ha protagonizado una buena parte de estos casi 30 años que han pasado desde entonces. Sin embargo, como cuenta siempre que se le pregunta, el cantante guarda muy buenos recuerdos del programa.

Los programas de citas

myhyv Moncloa

Con tacto con tacto era lo que hoy conocemos como un dating show, es decir, un programa de citas donde los concursantes acuden a buscar pareja. Entonces, lo normal era que dos hombres fuesen a conocer a tres mujeres y que a través de preguntas – con bastante picardía… picardía de los 90 – vayan ganando corazones de peluche. Al final, y tras un buen rato de diversión inocente, ellas eligen a quién les gustaría conocer, y si ellos coinciden y se forma una pareja, que ganaba un viaje a un destino turístico de nuestro país. Bertín Osborne ha dicho en varias ocasiones que fue uno de los programas con los que más disfrutó en televisión pues improvisaba muchísimo y eso le daba un toque de frescura muy difícil de conseguir con los formatos tan guionizados de la actualidad.

Audiencia

hqdefault Moncloa

Como decimos Contacto con tacto es un programa frecuentemente recordado en los zappings y programas de nostalgia. Las citas, al contrario de lo que ocurre en los programas actuales, tenían lugar antes del programa. Luego, en el plató lo que se certificada era la idoneidad de las parejas. Todo a base de preguntas un poco subidas de tono para la época. Era un momento en el que todos éramos más «inocentes» y no estábamos tan curtidos en televisión. Por eso el resultado era de lo más natural y espontáneo. Pero el que era natural era Bertín Osborne. Su actitud campechana, sus aires de seductor casi sin querer y su naturalidad en el trato con los concursantes, saltándose el guion casi siempre, le dieron a Telecinco el 50% de la audiencia durante los dos años que el cantante estuvo al frente del programa. Era otra época, desde luego, pero no podemos quitarle ningún mérito a las cifras de share.