jueves, 21 enero 2021 12:42

El Hospital Isabel Zendal recibe a la primera paciente

El Hospital Enfermera Isabel Zendal ha entrado en funcionamiento este viernes con la llegada de la primera paciente, una mujer de 63 años derivada de las urgencias del Hospital Gregorio Marañón con neumonía por Covid-19, cuyo pronóstico es estable.

Según ha informado la Comunidad de Madrid en un comunicado, la primera paciente del nuevo hospital de pandemias inaugurado por la presidenta del Gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, el pasado martes 1 de diciembre, ha ingresado a las 14.15 horas de este viernes, 11 de diciembre, en el pabellón 2.

Los pacientes que vayan a ingresar serán derivados de las urgencias de hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS). A su llegada, serán recibidos por un equipo de admisión e ingresarán en el pabellón número 2 del Hospital, en la zona de la Puerta de Alcalá, en un espacio habilitado con 48 camas y 4 puestos de UCI.

Por su parte, un total de 106 profesionales del SERMAS, que han querido incorporarse a trabajar a este hospital, ya se encuentran prestando atención. Las plantillas se completarán progresivamente con los 11.324 contratos de refuerzo que la Consejería de Sanidad ha renovado hasta el 30 de junio de 2021, por la actual situación de pandemia, que incluyen 1.067 facultativos, 5.063 profesionales de Enfermería y 3.274 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería.

ADSCRITOS AL NUEVO HOSPITAL

En este sentido, además de los 106 profesionales que han solicitado su traslado voluntario, ya se han adscrito al hospital los siguientes profesionales contratados como refuerzo para la pandemia Covid-19: 22 celadores, cuatro auxiliares administrativos, un auxiliar de Farmacia, cinco técnicos superiores especialistas en Radiodiagnóstico, un facultativo especialista en Medicina de Trabajo y un técnico superior de Prevención de Riesgos laborales.

El hospital, construido en 100 días, cuenta con una capacidad total de 1.008 camas de hospitalización organizadas modularmente en torno a controles de enfermería y 48 puestos de UCI, 16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios, es decir un total de 1.056 camas.

Este nuevo recurso, que permitirá liberar al resto de hospitales de la red pública de carga asistencial por coronavirus, asumirá el grueso de la carga asistencial de hospitalizaciones en planta, con las condiciones que requieren las personas que padecen Covid-19.

Pare ello, cuenta con la tecnología más avanzada para que las personas que ingresen en él reciban una atención efectiva a través de unos “cuidados de calidad, cercanos, integrales y humanizados”.

Desde el punto de vista de Salud Pública, “es más racional y operativo mantener agrupados a todos los pacientes infectados por Covid-19 que requieren de hospitalización”, ha señalado la Comunidad. “Se evitan así potenciales contagios de otros pacientes y profesionales durante la hospitalización, incluyendo los que se atribuyen a las visitas hospitalarias”, ha explicado.