martes, 29 noviembre 2022 03:05

Baleares destina compra 550.000 test de antígenos

La Conselleria balear de Salud y Consumo ha destinado 2.575.000 euros a la compra de 550.000 test de antígenos.

Así se ha comunicado este lunes en el Consell de Govern, que se ha dado por enterado de estas contrataciones de emergencia de suministro a cargo del Servicio de Salud.

Estas contrataciones, según la Conselleria, están relacionadas con el tratamiento de la pandemia debido «a la necesidad concreta de disponer de determinados servicios para mantener una actividad sanitaria asistencial correcta» en la lucha contra la COVID-19.

Concretamente, las contrataciones de emergencia son las siguientes han sido el suministro de 500.000 equipos de test de antígenos con la empresa Abbott Rapid Diagnostics Healthcare, SL, por el importe de 2.250.000 euros y el suministro de 50.000 equipos de test de antígenos con la empresa Roche Diagnostics, SL, por 325.000 euros.

La población de estas pruebas diagnósticas son pacientes con síntomas de menos de cinco días. El Servicio de Salud utiliza actualmente estos tipos de prueba en los centros de salud, en las urgencias hospitalarias y extrahospitalarias y en los cribados poblacionales.

El test rápido de antígenos permite diagnosticar el virus en pacientes sintomáticos en los primeros cinco días de infección, cuando la carga viral es más alta. «Es una herramienta diagnóstica muy útil, puesto que el hecho de disponer de los resultados en 15 minutos permite actuar con más celeridad a la hora de cortar la cadena de transmisión y frenar la transmisión comunitaria del virus», han explicado en una nota de prensa.

Con la incorporación del test rápido de antígenos, el Servicio de Salud dispone actualmente de tres tipos de pruebas diagnósticas: las PCR, el test rápido de antígenos y las pruebas serológicas. Mientras que la PCR y el test rápido de antígenos detectan la carga viral, las serologías detectan la presencia de anticuerpos; es decir, la reacción defensiva del organismo ante la infección.

El Govern ha destacado que estas contrataciones se financian a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de las Illes Balears autorizado por la Comisión Europea. Esta redistribución de las ayudas europeas se enmarca en la decisión de la Unión Europea de flexibilizar el uso de los fondos de cohesión para reforzar los sistemas sanitarios y la capacidad de respuesta ante la crisis sanitaria.