sábado, 12 junio 2021 23:35

El Gobierno autoriza el contrato para la construcción de un nuevo buque oceanográfico

El Consejo de Ministros ha acordado este martes autorizar al Instituto Español de Oceanografía (IEO) la celebración del contrato para la fabricación del nuevo buque oceanográfico multipropósito de ámbito global (BOMAG), incluido en el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación aprobado el pasado mes de julio, por un valor estimado de 70 millones de euros.

El presupuesto máximo del contrato, con una duración estimada de 30 meses que incluye la realización del proyecto de ingeniería y su construcción, se repartirá en tres anualidades: 17,5 millones de euros en 2021; 31,5 millones en 2022; y 21 millones en 2023. Además, se contempla la inversión de otros 15 millones de euros en equipamiento. El 80% del total será aportado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), una contribución que ya ha sido aprobada por la Comisión Europea.

Este nuevo buque oceanográfico permitirá al IEO ampliar su capacidad operativa y abordar nuevas responsabilidades y retos en el ámbito de la investigación oceanográfica a nivel global. El BOMAG tendrá capacidad para trabajar en un contexto multidisciplinar, tanto sobre investigación pesquera, como en distintas disciplinas de oceanografía (física, química, geología marina o estudio de ecosistemas, entre otras).

Su construcción está prevista dentro del Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, que se aprobó el pasado mes de julio con el objetivo de situar a la I+D+I en el centro de la estrategia de la recuperación tras una década de disminuciones presupuestarias. Para ello, contempla inversiones directas por 1.056 millones de euros en ciencia e innovación, de los que 396 millones se movilizan en 2020 y el resto, en 2021.

En concreto, forma parte del segundo eje del plan, que se refiere a la trasformación del sistema de ciencia, y atracción y retención del talento. La construcción de este buque es la décima medida, que viene a paliar una carencia en la flota de investigación en España.

En este momento, una de las principales demandas que el IEO debe abordar es el estudio, definición y protección de las áreas marinas. Para ello necesita un buque global, plataforma multidisciplinar de gran capacidad de investigación, moderna y bien equipada con sistemas avanzados que cubran con la máxima precisión todo el rango de la profundidad oceánica y desde la que se puedan desplegar avanzados sistemas de observación, remotos o autónomos.

El nuevo buque tendrá capacidad para trabajar en un contexto multidisciplinar tanto sobre los recursos renovables como sobre el funcionamiento de los ecosistemas y las características oceanográficas y medioambientales. Pero, ante todo, por su capacidad de trabajo en aguas profundas, permitirá la puesta en marcha de varias líneas de investigación que se consideran fundamentales.

Además, la capacidad global de este buque permitirá explorar zonas lejanas y zonas polares sin tener que depender del único buque ahora disponible en España con capacidad polar, el BIO Hespérides, y ofrecerá otras posibilidades de trabajo, como es el descubrimiento y exploración de pecios, yacimientos arqueológicos y/o otros recursos no renovables.

Asimismo, el Consejo de Ministros también ha acordado este martes ampliar los límites de gasto para que el IEO pueda tramitar y prorrogar diversos contratos y suministros asociados a su actividad científica. En concreto, se trata de contratos relacionados con las obras de construcción de la nueva sede del Centro Oceanográfico de Málaga, el mantenimiento de los Buques Oceanográficos Francisco de Paula Navarro y Ramón Margalef, entre otras actuaciones, que suman un total de 2,71 millones de euros para 2021.