jueves, 21 enero 2021 20:15

Consejero dice que la concertada en Andalucía “no corre riesgo”

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda (Cs), ha defendido este miércoles que la educación concertada en esta comunidad autónoma “no corre ningún tipo de riesgo” ante la aprobación de la conocida como ‘Ley Celaá’, y ha abogado por mantener el sistema educativo andaluz “al margen de la especie de duelo” que cree que se está librando en la Comunidad de Madrid en esta materia.

En una entrevista en Canal Sur Radio, el consejero andaluz de Educación, de Ciudadanos, se ha pronunciado así al hilo del anuncio que realizó el pasado fin de semana el presidente del PP, Pablo Casado, acerca de que las comunidades autónomas en las que gobierna su partido adelantarán el plazo de inscripción del próximo curso para que la ‘Ley Celaá’ no les afecte.

Imbroda ha señalado al ser preguntado al respecto que él “personalmente”, como consejero de la Junta, y “de acuerdo con el Gobierno de Andalucía” de PP-A y Cs, quiere “sacar la educación de la trifulca política, de las luchas partidistas, de las ideologías”.

La educación necesita despolitizarse, salirse de las trincheras ideológicas. Es lo que estoy pretendiendo desde que llegué a la Consejería de Educación y Deporte”, ha abundado Imbroda, para añadir que “a veces desde Madrid no se tiene la sensibilidad que de lo que sucede en el resto de comunidades, porque Madrid vive una realidad diferente a la que se está viviendo en Andalucía”.

Así, ha sostenido que “en Andalucía no se corre ningún tipo de riesgo ni para la educación concertada ni para la educación pública“, y, de hecho, “nunca el sistema educativo en Andalucía, tanto la pública como la concertada o la privada, ha estado más protegida, más segura”, según ha sentenciado Imbroda, quien ha apostillado que “aquí seguimos valorando y protegiendo que las familias puedan elegir libremente la opción educativa que quieren para sus hijos”, además de procurar “que la cultura del esfuerzo prevalezca para nuestro alumnado”.

Por eso, según ha continuado, en Andalucía “vamos a seguir nuestro camino”, marcado por el decreto de escolarización aprobado el pasado mes de febrero, según ha añadido, al tiempo que ha indicado que lo que pide al Gobierno de España es que “negocie o acuerde o dialogue, algo que no ha hecho hasta ahora, al menos los desarrollos reglamentarios” de la nueva ley educativa, que Andalucía cumplirá, “como no puede ser de otra manera, porque aquí somos serios y cumplimos las leyes cuando salen del Parlamento español, no como otros”, según ha puntualizado Imbroda.

Tras señalar que, en Andalucía, “lógicamente hay diálogo entre dos socios de gobierno –PP-A y Cs– que se llevan genial como gobierno y estamos de acuerdo en la posición” del Ejecutivo, el consejero andaluz ha insistido en su idea de que la “realidad” de la Comunidad de Madrid “es diferente”, porque allí “el sistema concertado supone casi más de la mitad” del sistema educativo, mientras que en Andalucía “hay un equilibrio de muchos años que ha funcionado correctamente, entre un 80 y 20%, aproximadamente“, y “no vemos ningún tipo de sombra ni de cosa extraña”.

“Aquí podemos decir que la educación concertada está absolutamente fuera de todo riesgo, y vamos a seguir manteniendo esa libertad que tengan las familias para poder elegir la opción educativa de sus hijos”, ha afirmado Javier Imbroda, quien cree que en Madrid “están viviendo una especie de duelo que no tiene nada que ver con nosotros” y del que “queremos estar al margen” y “no nos tiene que influir”, según ha continuado.

Además, el titular andaluz de Educación ha reconocido que de la Lomloe “hay cosas interesantes” que le “gustan, sobre todo la movilidad que va a haber en la Formación Profesional, la apuesta definitiva por ella, que es fundamental en nuestro sistema educativo y nuestro mercado laboral exige”, o “la evaluación de diagnóstico, que se recupera”.

“Lo que no me ha gustado es que ha sido una ley que no se ha dialogado y mucho menos consensuado”, así como “la sensación de prisa” para aprobar “una ley tan fundamental como la ley de Educación” que, según Imbroda, nace “con fecha de caducidad”.

Ha concluido indicando que la ministra Isabel Celaá pidió a las comunidades autónomas el pasado lunes en Conferencia Sectorial “lealtad para afrontar esta ley, y yo le pedí lealtad para dialogar”, porque la lealtad “no puede ser solamente de ida, sino de ida y de vuelta”, según ha zanjado el consejero andaluz de Educación.