jueves, 21 enero 2021 06:55

La Comunidad Valenciana refuerza su cierre, limita reuniones a 6 y adelanta el toque de queda

La Comunitat Valenciana ha acordado limitar las reuniones a seis personas –de dos núcleos convivientes– también en los días señalados de las fiestas navideñas “sin excepciones”, ha adelantado la restricción de movilidad nocturna a las 23 horas, salvo los días 24 y 31 de diciembre que será a las 0.00 horas, y ha reforzado el cierre perimetral de forma que no se permitirá ningún día la entrada o salida para visitar a familiares ni allegados. Todas las medidas entrará en vigor el próximo lunes.

Así lo ha anunciado este jueves el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ha comparecido junto a la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, en una rueda de prensa para informar de las medidas de prevención de la pandemia acordadas en la Mesa de Coordinación Interdepartamental.

Puig ha explicado que ninguna reunión social superará las seis personas, tanto en espacios públicos como privados, “sin excepciones por Navidad”. Además, estas seis personas no deberá superar los dos grupos de convivencia.

En segundo lugar, ha señalado que la Generalitat ha acordado adelantar la restricción de movilidad nocturna a las 23 horas hasta el 15 de enero, con excepciones el 24 y 31 de diciembre, que será a las 12 horas. Puig ha explicado que el toque de queda, como el resto de medidas, entrarán en funcionamiento el lunes para respetar los compromisos que la hostelería y resto de sectores, como el cultural, tenían adquiridos y que no quieren “alterar de forma unilateral”.

Además, se “refuerza” el confinamiento perimetral de la Comunitat y “se cierran las ventanas” que se habían abierto los días 23, 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero de 2021 para salir a visitar familiares y allegados. De este modo, hasta el día 15 de enero no se podrá salir ni entrar del territorio valenciano salvo por motivos laborales, regreso al domicilio habitual o causa mayor. “Es muy doloroso no poder ir a ver a los familiares, pero en unos meses lo podrán hacer y con seguridad”, ha señalado.

Puig ha señalado que al Consell “no le gusta generar incerteza ni corregir medidas” 12 después de haberlas tomado, por lo que ha pedido “disculpas” a la ciudadanía por “trastocar sus planes”. No obstante, ha recalcado que “si la situación epidemológica y de incidencia del coronavirus está cambiando, hay que adaptarse a la nueva realidad porque “peor serían las consecuencias de no hacerlo”. “No hemos sufrido tanto para llegar hasta aquí para ahora fallar”, ha señalado.

El ‘president’ ha justificado estas nuevas limitaciones en que la incidencia de la Covid ha crecido un 27 por ciento en la última semana y en que llevamos cuatro días consecutivos con más de 2.000 casos de coronavirus. Esto, según ha dicho, “nos obliga a reaccionar” porque “estamos jugándonos la salud, el trabajo y el futuro de los valencianos y no el cómo celebrar la Navidad”.

“NO HAY EXCUSAS PARA HACER TRAMPAS”

Por ello, ha exhortado a la población a “no caer en la tentación de hacer trampas por muchas ganas que tengamos o estemos hartos de esta situación pensando que un día es un día”. “No valen excusas porque si todos actuamos así habría una tragedia”, ha recalcado.

“Saltarse las restricciones significa perjudicar al resto”, ha dicho, y por eso ha dicho que las pautas tiene que ser “el propio domicilio, compras escalonadas y la seguridad”. “Es doloroso tener que restringir más la Navidad, pero es lo que toca por prudencia y responsabilidad”, ha resumido.

Puig ha insistido en que el objetivo de todas estas medidas es restringir los contagios sociales porque “se ha demostrado que es la medida más eficiente” para luchar contra la pandemia. Así, ha recalcado que “no se trata de infundir temor a la sociedad, que ha hecho un esfuerzo extraordinario”.

De hecho ha destacado que, según datos del Ministerio, somos el territorio con menos afección desde el inicio con casi la mitad incidencia, un 32% menos de hospitalizaciones y la mitad mortalidad. “Quiere decir que lo hemos hecho bien, es injusto culpabilizar a nadie, sino que es más efectivo promover la responsabilidad individual”.