sábado, 8 mayo 2021 16:00

Asturias se cerrará “a cal y canto” si la situación epidemiológica empeora

La portavoz del Principado de Asturias, Melania Álvarez, ha advertido este viernes que la región se podría llegar incluso a cerrar “a cal y canto” en el caso de que la situación epidemiológica recomendase endurecer las medidas contra el coronavirus.

“Si la situación recomendase endurecer las medidas, se haría, incluso llegando a cerrar Asturias a cal y canto”, ha avisado este viernes la portavoz del Ejecutivo asturiano en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Ante las preguntas de los medios de comunicación, Álvarez también ha explicado que el Gobierno asturiano descarta permitir por el momento las competiciones deportivas porque exigen un interacción y movilidad que “no se considera oportuna a nivel sanitario”.

Así se ha pronunciado la portavoz del Gobierno asturiano después de que las federaciones y clubs deportivos celebrasen la resolución publicada esta mañana y que permitirá que se reanuden los entrenamientos en el deporte base, pero piden que se les permita competir.

La consejera, que compareció junto al consejero de Industria, Enrique Fernández, incidió en la voluntad del Gobierno de establecer un escenario que favoreciera la posibilidad de volver a entrenar, desde la convicción de que el deporte “es fundamental para salud física y mental”.

No obstante, en lo relativo a las competiciones en el ámbito autonómico, la portavoz del Principado ha remarcado que se descartan porque “implican la interacción de miles de deportistas de todas las categorías”, lo que rompería los grupos estables que garantizan la seguridad, y por tanto no se consideran oportunas “a nivel sanitario”.

Asimismo, preguntada sobre la ‘Travesera’, cuya celebración no está autorizada por el momento, Álvarez señaló que el Principado tratará de facilitar todas las actuaciones que favorecen el desarrollo de actividades en el parque de Picos de Europa, añadiendo que hay voluntad de tener sensibilidad “a cuestiones que se puedan ir resolviendo” en función de la evolución de la pandemia.

En otro orden de asuntos, la portavoz argumentó que el cierre de las cafeterías en los institutos se adoptó para garantizar la seguridad en la vuelta a las clases en septiembre, destacando que en 27 de los 69 centros que disponen de este servicio se está ocupando esos espacios como ‘aula covid’. Una reorganización que, unida al proceso de contratación administrativa, dice que ha impedido hasta el momento su reapertura, añadiendo que están en marcha nuevas licitaciones sujetas a la evolución epidemiológica.

También en el ámbito educativo, la consejera ha reiterado que desde la Consejería de Educación no se prevé retrasar del 8 al 11 de enero la vuelta a clase tras las vacaciones navideñas. “No hay ninguna concreción por el momento”, ha dicho, asegurando que desde el Gobierno se está trabajando para “analizar las medidas más adecuadas para garantizar la seguridad” en la vuelta a las aulas.