martes, 26 enero 2021 03:50

Cataluña prevé que el 75% de ayudas culturales lleguen en enero

La Conselleria de Cultura de la Generalitat calcula que entre el 50 y el 60% de los 51,2 millones de euros previstos en ayudas al sector cultural ante la crisis del coronavirus –un 18% más del presupuesto previsto-– ya han llegado a sus destinatarios, y augura que en enero del 2021 se alcanzará el 75% de los beneficiarios.

Lo ha afirmado este viernes el secretario general de Cultura, Lluís Baulenes, en una rueda de prensa junto a la consellera de Cultura, Àngels Ponsa, en la que han hecho balance de las actuaciones del departamento durante el 2020, y coincidiendo con los 100 días de Ponsa al frente de la Conselleria.

Baulenes ha explicado que han recibido 748 peticiones de ayuda por la cancelación de espectáculos, 560 por la cancelación de conciertos y festivales, y 403 por gastos estructurales y de funcionamiento de empresas, entidades y equipamientos participados por la Generalitat.

También ha indicado que han registrado 4.368 solicitudes de ayudas directas a profesionales autónomos en la segunda convocatoria de esta subvención, y que “todas las que se han presentado se han concedido”; y que también se han concedido ayudas a equipamientos para compensar las limitaciones de aforo por las restricciones del Covid-19.

En este sentido, el secretario general ha valorado que durante el mes de octubre “se hizo un cambio relevante en la política de ayudas, pasando de las ayudas pasivas a las ayudas activas”, con el objetivo de ayudar a las empresas y autónomos del ámbito cultural a continuar con su actividad en plena crisis económica, social y sanitaria.

“El sector nos ha hecho llegar que lo que quiere es trabajar, no una subvención pasiva por cierre, si no una subvención activa para poder continuar trabajando, y para contribuir a los derechos culturales de la ciudadanía”, ha afirmado Baulenes, que ha recordado que las líneas de ayuda ante las limitaciones de aforo todavía están abiertas.

“DÉFICITS HISTÓRICOS”

Por su parte, Ponsa ha señalado que su departamento ha trabajado por resolver “los déficits históricos” del sector cultural, y atajar la crisis del coronavirus sin renunciar a solventar otros problemas de fondo, y ha destacado la declaración de la cultura como bien esencial en septiembre de este 2020.

“Es la primera piedra para una futura ley de la cultura, que ya tiene muchas leyes sectoriales, pero que necesita una ley que la blinde como cuarta pata del estado del bienestar”, ha afirmado la consellera, que ha asegurado trabajar por una financiación digna para el sector.

En esta línea, ha explicado que su departamento ha impulsado un acuerdo para llegar al 2% del presupuesto cultural en cuatro años, que supondrá un aumento anual del 25% de la inversión y que ha contado con el apoyo de los grupos parlamentarios por lo que “será de obligado cumplimiento gobierne quien gobierne a partir del 14 de febrero”.