martes, 11 mayo 2021 16:14

El Gobierno niega que se quite de en medio

El Gobierno ha defendido este viernes su estrategia de dejar que las comunidades autónomas sean las que decidan qué tipo de medidas aplican para hacer frente a la pandemia esta Navidad, frente las críticas que está recibiendo de nuevo de quienes le acusan, como el PP y algunos gobiernos autonómicos, de no asumir su responsabilidad ante el repunte de los contagios.

A este respecto, el Ejecutivo ha recordado que las restricciones que se están aplicando son las que se pactaron con las comunidades hace unas semanas en el Plan de Navidad y que, por lo tanto, ni se está “quitando de en medio”, ni se van a reproducir “17 navidades distintas”, porque todas las comunidades actúan bajo el “paraguas” del estado de alarma y de ese Plan de Navidad acordado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Así lo han puesto de manifiesto este viernes tanto el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa para hablar de la pandemia, como la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en una entrevista en La Sexta.

“El plan lo acordamos entre todos. No hay 17 navidades distintas en España. Lo que hay es una realidad: un cambio en la tendencia que ha ocasionado reacciones. Tenemos un plan y permitimos que se restrinja más donde haga falta. En este sentido hemos actuado y creemos que es la forma correcta”, ha afirmado Illa.

A este respecto, el ministro ha defendido que esta es la forma correcta de proceder, porque la pandemia “no es exactamente igual” en toda España y, por lo tanto, es lógico que se endurezcan en los casos en los que sea necesario. “La situación de la pandemia no es igual en Comunidad Valenciana, que en Canarias o en Galicia. Hay que hacer cosas distintas en distintos lugares”, ha recalcado.

Eso sí, ha dejado claro que endurecer las medidas es la forma correcta de proceder cuando la situación epidemiológica lo requiera, como ya han hecho, y así se lo ha reconocido, felicitándolas, Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla y León, Baleares y Canarias. “Me parece que es lo adecuado, lo que hemos ido hablando en la Interterritorial”, ha destacado.

“Se está reaccionando ya. He reconocido ese esfuerzo y he apoyado. Vamos a ver cómo evoluciona la situación y si hay que adoptar más medidas, lo vamos a ver”, ha insistido después, al ser preguntado de nuevo sobre esas críticas al Gobierno, ante la evolución “preocupante” de la pandemia.

En este sentido, ha asegurado que no le consta que alguna comunidad no vaya a actuar de este modo, y que no contempla que el Gobierno tenga que actuar para obligar a algún territorio a tomar medidas, como ya ocurrió con Madrid a principios de octubre, cuando tuvo que declarar un estado de alarma específico para este territorio.

“No contemplo esta situación. Cuando se ha dado ha quedado claro como reacciona el Gobierno, pero todas las semanas tenemos Consejo Internterritorial, todos los consejeros compartimos una preocupación por este cambio de tendencia y todos sabemos que hay que actuar”, ha ahondado.

“EL GOBIERNO DA EL PARAGUAS PARA TODAS LAS MEDIDAS”

Por su parte, la vicepresidenta primera ha negado que el Gobierno central “se esté quitando de en medio”. “De eso nada”, ha defendido, para añadir que el estado de alarma que se aprobó a finales de octubre, y que durará previsiblemente hasta el 9 de mayo, es precisamente el “paraguas” que da sentido a toda la estrategia de lucha contra el coronavirus.

“Es el Gobierno quien da el paraguas para que se tomen las medidas. Es el Gobierno”, ha insistido Calvo, después de que ella misma sacara el tema sobre estas críticas. “Es el Gobierno de España quien está dando paraguas a todo”, ha reiterado.