sábado, 8 mayo 2021 21:16

PNV cree que Iglesias tiene “demasiada ansiedad por marcar su impronta”

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha señalado este viernes que el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, tiene “demasiada ansiedad por marcar su impronta” y por dar a entender que él es el que gestiona “la agenda de la verdad” y lleva a remolque al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

“Eso, claro, al presidente y al partido mayoritario le genera incomodidad”, ha añadido Ortuzar en una entrevista concedida a Telenorte de TVE, en la que ha considerado sobre las diferencias que se observa entre el PSOE y Podemos en el Ejecutivo del Estado que “hay una sobreactuación en la política” en Madrid, en general.

En su opinión, hay “demasiada necesidad y prisa por aparentar y por dejar claro quién es el que manda y quién es el que mueve las cosas”. También ha apuntado que el PSOE tampoco comparte todo lo que quiere hacer Podemos porque son dos proyectos diferentes. “Nosotros en Euskadi tenemos una experiencia ya más dilatada y estas cosas no nos suelen pasar porque, desde el principio, pactamos los acuerdos, pero también pactamos los desacuerdos”, ha añadido.

Andoni Ortuzar ha manifestado, asimismo, que la semana pasada, tras ser reelegido por tercera vez presidente del EBB del PNV, habló por ‘WhatsApp’ con Pedro Sánchez cuando este volvía de Bruselas, tras lograrse desbloquear el fondo de recuperación. Según ha puntualizado, ambos comentaron “desde la gran política hasta la pequeña política”.

En esta clave, Ortuzar ha hecho hincapié en que “hay demasiado ruido y ese ruido no deja escuchar las palabras” no solo entre Gobierno y oposición, sino también dentro del Ejecutivo, ha considerado.

PRESUPUESTOS VASCOS

El dirigente vasco confía en que, “pasado el ritual de marcar posiciones”, los partidos de la oposición en Euskadi apoyen los Presupuestos del Gobierno Vasco para 2021. Además, ha asegurado que no espera “un cheque en blanco” de Elkarrekin Podemos, pero sí “la misma voluntad y disposición negociadora” que los jeltzales mantuvieron en los Presupuestos Generales del Estado.

Ortuzar ha señalado que, aunque su partido y PSE-EE tienen mayoría absoluta para sacar adelante los Presupuestos, el Ejecutivo y el Lehendakari, Iñigo Urkullu, tienen voluntad de acordar con el resto de partidos. “Nosotros queremos que haya más corresponsabilidad, más respaldo a las cuentas. Es lógico que haya que negociar y estamos abiertos a hablar”, ha remarcado.

El máximo representante del PNV ha puesto como ejemplo los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que han sido respaldados por los jeltzales, en una negociación “sencilla y muy transparente” por su parte. Por ello, ha pedido a Podemos, “que ha entrado en esa negociación y está en el Gobierno español”, que mantenga “la misma voluntad y disposición negociadora”. “No le pido un cheque en blanco”, ha afirmado.

También ha mostrado su rechazo a que la forma de hacer política en Madrid se traslade a Euskadi. “Parece que hay una necesidad en la política actual de marcar tensión, de marcar confrontación y de ir a bloques. Yo no quiero que la política vasca entre en esa pelea de bloques, porque no veo que en la sociedad haya bloques, no veo yo esa división en la sociedad, que es más artificial”, ha indicado.

A su juicio, los partidos en Euskadi todavía se encuentran “en esa especie de fase preliminar” de marcar posición, y confía en que, “pasado ese ritual”, en el que se pretende parecer “más flamencos que nadie”, se entre a “negociar de verdad”.

GOBIERNO DE IRUN Y GAS EN ÁLAVA

Por otra parte, Ortuzar ha quitado importancia al acuerdo de Gobierno entre el PSE-EE y Podemos en Irun y al voto de los socialistas con la oposición en Álava contra el pozo de gas de Subijana. “Son anecdóticos”, ha aseverado, para negar que haya distanciamiento con su socio en el Ejecutivo vasco.

En todo caso, ha recordado que en el municipio guipuzcoano ya había “divorcio” entre jeltzales y PSE-EE, y ha señalado que al tema del gas le darán “una vuelta, y llegarán a que los compromisos del Gobierno se cumplan y, luego, que cada uno defienda lo que tenga que defender”.