viernes, 15 enero 2021 14:28

Cristianos protestan en Melilla por un expositor de Navidad

Un centenar de cristianos de Melilla se ha concentrado para protestar contra el expositor ‘Luces Interculturales’ que ha montado la Ciudad Autónoma desde el pasado 10 de diciembre en la plaza que hay situada frente a la principal iglesia de la localidad al poner como símbolo cristiano “un arbolito en vez de la cruz”.

La protesta, que tuvo lugar la noche del sábado, antes del toque de queda de las 23,00 horas, congregó a estas personas que portaban carteles reivindicativos, varios de ellos con el símbolo de la cruz. Los manifestantes se colocaron de cara a la Iglesia del Sagrado Corazón y de espaldas al expositor ‘Luces Interculturales”.

A través de un comunicado de prensa, los convocantes, todos ellos a nivel particular, han señalado que “por segundo año consecutivo, se producen acciones que afectan a la comunidad cristiana de la ciudad, tal y como ha trascendido tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales, en una de las fiestas más importantes para la misma como es la Navidad, en la que se conmemora y celebra el nacimiento de Jesús el hijo de Dios”.

Los asistentes han recordado que “el año pasado, fue la instalación de un árbol con adornos y luces moradas (color asociado a la lucha de la no violencia contra la mujer y a la defensa de los derechos de las mismas) y una pancarta en la que se podía leer: “Por unas navidades en igualdad”. Dicho árbol, fue situado en la Plaza Menéndez Pelayo que es la que se encuentra enfrente de la iglesia del Sagrado Corazón.

“En este símbolo y cartel, posiblemente, subyacía un mensaje subliminal como si los cristianos no tratasen a la mujer en igualdad” han indicado en la nota, para añadir que desde entonces no han vuelto a ver que se pusiera una simbología similar en ninguna otra festividad religiosa/cultural, haciendo un alegato de las mismas características por la festividad en un lugar acorde con la misma.

Asimismo, han indicado que “este año, se vuelve a producir una nueva acción, en la que se colocan unos símbolos, situándolos en la misma plaza anteriormente citada, que están creando malestar/incomodidad entre los cristianos”. Estos símbolos, según las declaraciones vertidas en los medios de comunicación, “representan a las diferentes culturas de la ciudad en un afán de impulsar la interculturalidad”.

Al respecto, han subrayado que “si la representación es de las diversas culturas, el símbolo que representa a la cultura cristiana es la Cruz de Jesucristo, la cual brilla por su ausencia entre los símbolos que se han puesto”. “El día de Navidad no nace un árbol, nace Jesucristo”, han remarcado.

Por otro lado, en lo referente a impulsar la interculturalidad, han indicado que es un “aspecto que parece muy loable”, pero “es curioso que nos acordemos de resaltarla, con este tipo de acciones, solo en la fiesta de Navidad”.

“Desde el año pasado hasta ahora, dada la diversidad de culturas y religiones de nuestra ciudad, se han conmemorado o festejado muchas fechas de gran relevancia de carácter religioso y cultural, tanto de índole local, nacional o internacional, en las que ese afán de interculturalidad situando elementos simbólicos de las mismas características o similares en los lugares adecuados, no se ha efectuado. ¿Es casualidad o intencionalidad?”, han preguntado.

Además, han señalado que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene establecidas una serie de fechas en las que, “si sirve de aportación, también se puede fomentar la interculturalidad, pero tampoco nos hemos acordado de ellas para hacerlo”.

Entre estas fechas están: 16 de mayo, día internacional de la convivencia en paz; 21 de mayo, día internacional de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo; 30 de julio, día internacional de la amistad; 12 de agosto, día internacional de la juventud y 16 de noviembre, día internacional para la tolerancia.

Por ello, han indicado que, ante las expresiones de malestar de ciudadanos cristianos y no cristianos, “vemos cómo alguno de los responsables de la idea de la simbología trata a estos ciudadanos de forma despectiva y como si fueran idiotas; mal vamos con esas actitudes para la interculturalidad”.

Por último, han recordado que el refranero español dice que rectificar es de sabios, pero lamentan que en este caso se ve que algunos prefieren “sostenella y no enmendalla”.

“Los cristianos somos tolerantes, pero esa tolerancia no significa renunciar a solicitar que se nos trate con la misma sensibilidad con la que se trata a otras culturas o confesiones”, han concluido los manifestantes.