lunes, 18 enero 2021 16:54

Puig: “Es preferible dejar la silla vacía un año a dejarla siempre”

El ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido a la ciudadanía en un mensaje institucional “máxima prudencia” en estas fiestas navideñas para “no asumir riesgos innecesarios” en las celebraciones familiares o con personas allegadas. “Es preferible dejar la silla vacía un año a dejar la silla vacía para siempre”, ha subrayado.

Puig ha trasladado también su afecto a “las 2.700 familias valencianas que este año y los siguientes tendrán esa silla vacía en la mesa, la del ser querido que ha perdido la vida en la pandemia”. “Sé que en estos días que se acercan, tan familiares y entrañables, nada será igual, pero tenéis que saber que no estáis solos, que toda la sociedad valenciana os acompaña en ese gran dolor que supone perder a alguien. Su ausencia será su presencia, ahora y siempre, desde el recuerdo”, ha señalado el ‘president’.

En este sentido, Puig ha indicado que “precisamente las víctimas y sus familias nos dan la medida del dolor que está suponiendo la pandemia y también nos alertan de los peligros que todavía comporta”. En su declaración, el jefe del Consell ha aludido “a las más de 1.100 personas hospitalizadas en la Comunitat Valenciana por coronavirus y a las más de 200 que están ingresadas en las UCI aquejadas de esta enfermedad”, unas cifras que, tal y como ha argumentado, “tienen que servir de recordatorio ante la proximidad de la Navidad”.

“El virus está matando. El virus está causando graves problemas de salud. El virus está repuntando de una manera preocupante en los últimos días, y olvidarlo sería un error imperdonable, ha alertado el ‘president’.

Por ello, ha indicado que, “por doloroso que sea, resulta necesario aceptar que esta será una Navidad diferente”, al tiempo que se ha preguntado “cómo no va a serlo”. “A nadie le gusta renunciar a las comidas familiares y a los encuentros de amigos en torno a la mesa, como siempre hemos hecho y seguiremos haciendo, pero menos todavía nos gustaría llorar la muerte de un ser querido; menos todavía nos gustaría ingresar en la UCI dentro de 10 días por asumir ahora unos riesgos innecesarios”, ha afirmado.

“Actuar de otro modo sería sumamente irresponsable”, ha señalado Puig, quien ha ejemplificado que “en EEUU, después de la celebración familiar del Día de Acción de Gracias, el número de personas infectadas registró un máximo histórico, con más de 100.000 personas hospitalizadas en un día, 20.000 pacientes ingresados en UCI y muchas vidas perdidas”.

“UN DÍA NO ES UN DÍA”

El ‘president’ ha manifestado que en esta pandemia “un día no es un día” y ha advertido de que “saltarse las restricciones puede tener graves consecuencias”. “Por ello, aunque sea dentro de casa y sea Navidad, tenemos que llevar puesta la mascarilla, ventilar las viviendas y mantener la distancia social”, ha añadido.

En esta línea, Puig ha defendido que en esta Navidad, “la solidaridad puede ejercerse de una manera muy sencilla: limitándonos a hacer aquello que marca la normativa, por el bien de toda la sociedad”.

“Ahora, todos tenemos que hacer este esfuerzo, por respeto a ellos, por respeto a las víctimas y a sus familias y por respeto a los 120.000 valencianos que han superado la dolencia y a quienes ahora se encuentran en el hospital luchando para superarla”, ha continuado.

Puig ha admitido que “se trata de un esfuerzo” pero, ha apuntado, “menor que el confinamiento domiciliario que cumplimos en primavera, menor que los 100 días que estuvimos sin pasar de provincia y mucho menor que el enorme y admirable esfuerzo que llevan haciendo centenares de miles de trabajadores y trabajadoras en los hospitales o a las residencias desde marzo”.

Finalmente, el ‘president’ de la Generalitat ha defendido que la Comunitat Valenciana “está preparada para recibir y administrar hasta 600.000 dosis tan pronto lleguen las vacunas en los próximos días”. “Ya estamos al final del túnel; que ese horizonte de esperanza nos dé fuerza”, ha concluido.