martes, 11 mayo 2021 15:46

Cabify, la empresa española que paga sus impuestos en Delaware (EE UU)

Tal y como hoy publica MERCA2, “Cabify el unicornio cojo de Delaware” ha dejado entrever las vergüenzas de la empresa que ha copiado a Uber. Este nuevo texto detalla que la sede fiscal de esta empresa que pretende modernizar el sistema de taxis (es decir, donde paga impuestos de sociedades) está en Delaware, de ahí el titular de la noticia, y su beneficiaria última se encuentra en Luxemburgo. En España ni un duro deben poner, dado que todos los impuestos acaban en EE UU. Y la sentencia es clarísima: “Para los temas fiscales son de Delaware, para el marketing y cobrar, empresa 100% española”, detallan desde MERCA2.

Cabify está muy sensible con este tema de las tributaciones. De hecho, hace algunos días desde el departamento de comunicación de la empresa y emitieron un delirante “comunicado oficial” frente a esta publicación de MERCA2 en el que aclaraban que pagaban sus impuestos en España de forma religiosa, pero este nuevo artículo deja entrever que eso no es así. Al menos no para pagar lo que tendrían. De hecho, este artículo que habla de unicornios lo que en realidad pretende es aclarar las tributaciones de Cabify de forma meridiana. Y así lo explican.

Primero analizan la frase que empleo la empresa para decir que pagaban lo que tenían que pagar. “Cabify abona el 100% de los impuestos correspondientes a su actividad”, decían. Y MERCA2 lo aclara: “Con ese eufemismo quieren indicar que pagan la seguridad social de sus empleados y el IVA. Cómo hacemos todos los contribuyentes en España. Vamos, ¡sólo faltaba! Otra cosa es como buscan beneficios fiscales en el impuesto de sociedades. Basta decir que la empresa paga más impuestos por este concepto en Latinoamérica que en España”.

Donde realmente paga sus impuestos esta empresa de transportes es en EE UU, concretamente en Delaware, un estado famoso precisamente por tener una tributación casi inexistente como porque tiene más empresas registradas que ciudadanos. “Esto no es ilegal, pero evidentemente es una argucia que ayuda a reducir la factura que se debería abonar en nuestro país”, detallan desde MERCA2. “Cabify tiene sede en Delaware (USA) para minimizar sus impuestos en España. Ni siquiera opera en ese país (USA)”.

Tal es la situación, que en 2018, tras recibir una multitud de críticas por como trabajaba esta compañía polémica, Cabify prometió públicamente que cambiaría su sede fiscal desde Delaware a España, cosa que evidentemente no han cumplido hasta el momento, a pesar de que sacan un comunicado diciendo que pagan sus impuestos en España. De hecho, Mariano Silveyra, vicepresidente de asuntos públicos de Cabify, no sólo se jactaba de incumplir su compromiso público, sino que aseguraba “no es algo que tengamos en mente en el corto plazo, no es algo que tampoco sea necesario. No tenemos ninguna necesidad de hacerlo. Fue algo que se dijo en aquel entonces, pero no es algo que realmente tengamos presente ahora”.

MERCA2 ha desmontado completamente la aclaración de Cabify aportando documentos. “Se puede seguir claramente el rastro de cómo opera Cabify. A grandes rasgos, el beneficiario último, Rakuten SARL inyecta, a través de Luxemburgo, decenas de millones que luego son retribuidos con intereses excesivos que oscilan entre el 7 y el 7,5% mensual”, detallan.

Cabify presume de tener una valoración de casi 1500 millones en caso de una presunta salida a bolsa haya abonado por impuestos de sociedades en el total de los últimos 10 años 209.165 Euros.

LO QUE DIJO EL AUDITOR

El auditor fue concreto. “Tras cerrar el mejor ejercicio de su historia en España, el grupo ha decidido apoyar al negocio de la sociedad española para abordar la progresiva recuperación con los recursos de caja necesarios. La posición financiera de la compañía es sólida y está lejos de un escenario de quiebra”. Presumen de haber pagado en 10 años menos impuestos de sociedades que un bar de carretera: 209.000 euros en todo ese periodo. El “mejor ejercicio de su historia”, realmente es el único bueno, el único en el que han dado beneficio, unas ligeras ganancias de 2,7 millones, después de más de cien millones quemados a lo largo de los años. Pero el problema es que si la posición financiera de la compañía es “sólida”, como se dice, ¿por qué “el grupo ha decidido apoyarlo”? 

En el artículo original de MERCA2 se refieren a Rakuten con el “término sociedad dominante”. Algo que no ha gustado en Cabify. Esta es la sociedad que ha apoyado a esta compañía tan sólida. Así el comunicado reza indignado: “Rakuten es accionista del grupo y beneficiario último, pero no la sociedad ‘dominante'”. Pero a continuación, adjuntamos la página 71 de las referidas cuentas del 2019 (en la 56 del 2018, si se prefiere) aparece escrito: “Rakuten Europe SARL sociedad dominante última”. Ya que nosotros si hemos tenido la santa paciencia de analizar los cerca de 100 folios del informe, y ya que los responsables de empresa parecían desconocerlo les facilitamos la información con objeto que no hagan más el ridículo negando obviedades, escritas negro sobre blanco en sus propias cuentas.