jueves, 21 enero 2021 18:02

Urkullu pide cerrar el espacio aéreo con Reino Unido tras detectarse la nueva cepa

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha abogado por cerrar el espacio aéreo con Reino Unido tras detectarse una nueva cepa del coronavirus, y ha afirmado que ayer ya se mantuvo desde Euskadi “alguna comunicación” con el Gobierno del Estado para hablar de ello. “Creo que esto que ayer mismo lo hablábamos, tendrá su visibilidad en los próximos días”, ha señalado.

Además, ha afirmado que las decisiones que este martes adopte el Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi, LABI, que reúne a los representantes institucionales, tras el encuentro de los técnicos, irán dirigidas a “poner coto a la relajación y desinhibición” de la ciudadanía en Navidad.

En un encuentro con motivo del 125 aniversario del PNV celebrado entre Urkullu y el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, en Onda Vasca, Urkullu ha señalado que la relajación en la que puede caer en esta fechas “no sería nada solidaria, nada coadyuvante para afrontar esta situación con una esperanza de vencer a la pandemia”.

“Por eso, nos hacemos un llamamiento a nosotros mismos. No estamos haciendo un llamamiento a la sociedad en tercera persona, sino en primera persona del plural: cuidarnos y cuidarlos, es lo que estamos diciendo”, ha subrayado.

Sobre las medidas que habrá en Euskadi en Navidad, ha recordado que mañana por la mañana se reunirá la comisión técnica del LABI, que evaluará la situación epidemiológica y propondrá las medidas a adoptar, y por la tarde habrá un encuentro del Consejo Asesor, que ya adoptará las decisiones oportunas.

Aunque cree que tiene que haber “una satisfacción” por la curva descendente que se ha vivido, aunque se haya ralentizado en los últimos días, ha mostrado su preocupación porque la gente se relaje. Por ello, las decisiones que se tomen pretenderán “poner coto” a esa “relajación o desinhibición” en los que toda la ciudadanía vasca pueda incurrir, según ha asegurado Iñigo Urkullu.

A su juicio, hay que saber que, con las medidas que se toman en la Comunidad Autónoma Vasca, se intenta guardar un equilibrio entre la salud y el desarrollo económico y social, y se intenta proteger a los colectivos más vulnerables.

“No hay que olvidar que hay fallecidos como consecuencia del coronavirus y hay personas hospitalizadas”, ha apuntado, para aludir, asimismo, a la presión sanitaria en la atención primaria y en los hospitales.

Por ello, cree que se debe hacer un llamamiento a la sociedad, al mismo tiempo que se combinan medidas que supongan “el menor coste económico posible”. “Son planteamientos que pueden sonar impopulares, pero es el principio de realidad en el que nos tenemos que mover”, ha aseverado.

El Lehendakari ha insistido en apelar, sobre todo, al compromiso “no en genérico”. “Hay que empezar por uno mismo porque está en juego mi vida, mi salud. Y, en la medida en que yo sea una persona comprometida con mi salud, con mi vida, también estaré ayudando y siendo solidario con las personas”, ha insistido.

DECISIONES MÁS CONSENSUADAS EN EL ESTADO

Iñigo Urkullu ha manifestado que le habría gustado que se hubieran adoptado en el Estado “decisiones más consensuadas” a lo largo de toda la pandemia. “De hecho, las decisiones que aquí están vigentes son como consecuencia de decisiones que así fueron acordadas en un Consejo Interterritorial de Sanidad con los diferentes consejeros”, ha apuntado.

Tras asegurar que han sido pioneros en muchas medidas y restricciones, ha apuntado que en el último consejo interterritorial el Gobierno Vasco habría propuesto medidas más restrictivas, pero no lo hicieron para lograr el acuerdo.

En esta línea, ha recordado que ellos eran favorables, con anterioridad, a que los grupos de personas en las celebraciones de las fiestas navideñas, como Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, fueran de seis personas, incluidos menores.

También plantearon, según ha destacado, “una restricción de movilidad o una libertad de movilidad horaria en esas noches más restringida que la que actualmente está vigente”, y que, incluso, “los días de movilidad fueran solamente el 24, el 25, el 31 y el 1, y no del 23 al 26 o del 30 al 2, como después se adoptó”.

“Y ahora estamos viendo como, incluso comunidades que dicen que han adoptado decisiones más restrictivas, sin embargo, plantean la movilidad desde el 23 hasta el 6 de enero”, ha añadido.

El Lehendakari ha insistido en que, en aras a la búsqueda del consenso, “por entender que la manera de celebrar el periodo navideño trasciende de lo que es el ámbito comunitario”, porque hay “familias cruzadas, vivencias que no es bueno ponerlas en contraposición de unos de una manera y otros otra manera”, en Euskadi se decidió adoptar el criterio de la interterritorial, pese a haber planteado medidas más restrictivas. “Veremos mañana todavía cuáles son las medidas que, en su caso, analicemos”, ha indicado.

Iñigo Urkullu ha dicho que, desde el 26 de octubre, no habido ninguna conferencia de presidentes, y ha recordado que en la segunda ola de la pandemia se facultó a los máximos representantes autonómicos para adoptar las decisiones.

“Sin embargo, hay unos criterios que se adoptan en el Consejo Interterritorial de Sanidad y lo sorprendente es que, en el último, nosotros accedimos en aras al consenso a unas medidas comunes y, en cambio, hemos visto que se ha dejado que cada comunidad autónoma adopte decisiones, que ya nosotros habíamos propuesto”, ha indicado.

En este contexto, ha vuelto a reiterar su reclamación de que en el Estado español se aplicarse el modelo alemán, para que haya una cogobernanza real con las comunidades autónomas. “No es lo que se está practicando, pero seguiremos trabajando para ello”, ha puntualizado.

NUEVA CEPA

En todo caso, ha asegurado que quiere ser “propositivo” e incluso aboga porque la propia UE tenga unas medidas similares para todos los estados miembros. “Parece que, en este momento, la propia Unión Europea está reconsiderando adoptar unas decisiones comunes, ante la situación de una nueva cepa o una modificación de la cepa del coronavirus, como se dice en Londres que se ha detectado”, ha manifestado.

Urkullu se ha mostrado favorable a cerrar el espacio aéreo con Reino Unido y ha señalado que es algo que ayer habló con el Gobierno español “en alguna comunicación”. “Creo que esto que ayer mismo lo hablábamos, tendrá su visibilidad en los próximos días”, ha señalado.

VACUNA

Iñigo Urkullu ha reiterado que en Euskadi se está “preparado” para la aplicación de la vacuna, “que va a ser progresiva”. En este sentido, ha querido ser “absolutamente claro” con la sociedad al asegurar que no va haber vacunas desde el primer día para todos.

“Tenemos que priorizar y hay un compromiso de priorizar a las personas mayores. Va ser de aplicación en el conjunto del Estado español y así va a ser también en Euskadi”, ha asegurado.

Según ha explicado, se necesitarán meses para administrar la vacuna “a una parte muy importante de la ciudadanía hasta que se consiga esa inmunidad de rebaño”, que prevé que se produzca en verano que viene. “Eso nos lleva a pensar que la mejor vacuna, a la espera de la médica es la prevención de cada uno de nosotros. Tendremos que seguir cumpliendo estrictamente las medidas que vayamos adoptando para prevenir el efecto del coronavirus”, ha remarcado.