viernes, 22 enero 2021 13:55

Podemos se reivindica en la suspensión de desahucios: “Somos cabezones”

Podemos ha reivindicado en redes a lo largo de este martes su papel para lograr la prohibición de desahucios y cortes de suministros a la población vulnerable mientras dure el estado de alarma por el coronavirus, medida aprobada ya por el Consejo de Ministros, y enfatizando que son “cabezones” en lo concerniente a la agenda social.

“Si se quiere, se puede”, ha planteado la formación morada en su cuenta de Twitter junto a un vídeo en el que alude al amplio impacto que tendrá la suspensión de cortes de agua, luz y gas en la población. En las imágenes se recuerda también el artículo 47 de la Constitución, en el que se pauta que todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna.

Por eso hemos logrado: parar los desahucios sin alternativa habitacional para la población vulnerable, prohibir los cortes de suministros básicos. Si se puede, se quiere. Seguimos”, detalla Podemos en el vídeo.

El partido también han desplegado una infografía para resaltar la diferencia que supone su presencia en el Ejecutivo para abordar la problemática de los desahucios en periodo de crisis.

ANTES Y DESPUÉS DE LA LLEGADA AL GOBIERNO

Así, la composición recoge la instantánea de un lanzamiento en 2008, cuando el Gobierno estaba dirigido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y la etiqueta ‘Sin Podemos. Se agilizan los desahucios’ en contraposición a la actualidad: ‘Con Podemos. Se paran los desahucios’.

Varios cargos han optado por las redes sociales para defender la labor de Unidas Podemos para lanzar esta medida, como el caso de la diputada en el Congreso Pilar Garrido, quien ha difundido una infografía con el lema ‘Somos cabezones: logramos parar los desahucios’. “Vinimos para mejorar la vida de la gente y no vamos a parar hasta conseguirlo”, ha escrito en un comentario con la etiqueta ‘#StopDesahucios’, que “ya es una realidad”.

Su compañero de filas Juan Antonio López de Uralde también ha aludido a la expresión que le dedicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, cuando la semana pasada le dijo que no fuera cabezón cuando hablaban precisamente de los desahucios.

“Nos llaman cabezones, y nos critican por defender nuestro programa, pero sin Unidas Podemos en el Gobierno hoy no se hubiera aprobado la prohibición de cortes de suministro a familias vulnerables”, ha apuntado.

NO SE PLIEGAN A LAS CRÍTICAS

El presidente del grupo parlamentario en la Cámara Baja, Jaume Asens, también ha recordado la tensión que suscitó en el PSOE, su socio de Gobierno, la enmienda a los Presupuestos que presentaron junto a ERC y Bildu para paralizar los desahucios y cortes de suministros, luego retirada ante la perspectiva de aprobar un decreto en el seno del Consejo de Ministros.

“Primero nos dijeron de todo por presentar una enmienda antidesahucios. Luego nos llamaron cabezones por insistir en prohibir los suministros. Lo volveríamos a hacer si éste es el resultado”, ha enfatizado el dirigente de En Comú Podem.

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, se ha referido también al decreto en declaraciones a los medios, al destacar que ha sido “difícil” tras las críticas por “presionar” para que se cumplan “los derechos humanos” en pleno invierno y durante el estado de alarma.

AVANZAR EN LA PRÓXIMA LEY DE VIVIENDA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha destacado en redes que “por fin” el Gobierno suspende los desahucios y cortes de suministros de familias vulnerables, algo que llevaban reclamando meses junto a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y el Sindicato de Inquilinos, entre otros colectivos.

“Esta moratoria era una medida de emergencia. Ahora toca trabajar para lograr cambios estructurales con una nueva ley de vivienda que proteja el derecho a la vivienda por encima del derecho a especular y que incluya la regulación de los precios de los alquileres”, apuntaba la regidora de la ciudad condal.

La secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra, ha destacado que la prohibición de desahucios y cortes de suministros son “medidas imprescindibles para un Gobierno progresista”, para avanzar en que seguirán trabajando para que sean estructurales.

El propio Iglesias ha apuntado una línea idéntica al decir que el decreto es una “muy buena noticia” para que los colectivos vulnerables puedan pasar el invierno en condiciones de “seguridad y dignidad”, aunque “seguramente no es la panacea” y habrá que seguir trabajando.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han defendido que la aprobación del decreto antidesahucios nace desde el trabajo “coral” de todo el Ejecutivo y desligan la iniciativa de la presión de Unidas Podemos.