jueves, 21 enero 2021 19:32

Rechazada la iniciativa del PP en defensa de la educación en castellano

El Congreso ha rechazado una iniciativa del PP en la que instaba al Gobierno a defender el derecho de los españoles a ser educados en castellano en todo el país así como en las lenguas oficiales en las respectivas comunidades, y a “hacer cumplir” la Constitución, las sentencias del Tribunal Constitucional y las de los tribunales de justicia. La propuesta sólo ha sido respaldada por el Vox y Ciudadanos.

Los ‘populares’ registraron esta proposición no de ley en la Cámara Baja justo después de conocer el acuerdo alcanzado por el PSOE y Unidas Podemos con Esquerra Republicana (ERC) para eliminar en la nueva Ley de Educación la referencia al castellano como lengua vehicular en toda España.

Y se ha debatido en la Comisión Constitucional del Congreso tan sólo días después de las manifestaciones contra la ‘ley Celaá’ y la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a un 25% de clases en castellano en todas las escuelas de Cataluña por su uso “residual”.

Una sentencia que, según ha señalado el diputado del PP José Antonio Bermúdez de Castro durante la defensa de su iniciativa, viene a “desmontar” el sistema de inmersión lingüística en Cataluña y un fallo además, ha denunciado, que el Govern ya ha dicho que no tendrá “consecuencias políticas”.

¿EL GOBIERNO SE VA A DECLARAR INSUMISO?

Frente a esto, Bermúdez de Castro ha interpelado al PSOE si el Gobierno va a cumplir con la doctrina del Tribunal Constitucional en que se basa la citada sentencia del TSJC o se va a declarar “insumiso” apostando por la “exclusión” del castellano como lengua vehicular en Cataluña.

En el PSOE, la diputada Esther Peña ha lamentado que el PP pida al Gobierno algo que “ya está haciendo” en tanto que la Ley Celaá dice que l”as administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos a recibir enseñanzas en castellano y demás lenguas cooficiales de conformidad a la Constitución, los estatutos de autonomía y la normativa aplicable”.

“La Ley Celaá es un pleno al quince respecto al cumplimiento de la Constitución”, ha enfatizado Peña, quien ha recalcado al PP que para poner en valor el castellano no hace falta “denigrar” al resto de lenguas cooficiales.

“Lo suyo con la lengua no es amor, es obsesión”, ha dicho el diputado de Unidas Podemos Jaume Asens, quien ha subrayado que es “falso” que el castellano esté en riesgo en Cataluña y ha advertido de que si Franco no consiguió eliminar en 40 años la España “plurilingüe”, tampoco lo va a conseguir el PP.

En la misma línea se han expresado en el PNV, que no entiende “dónde está la polémica” en torno al castellano en España, y en Esquerra Republicana (ERC), donde han tachado de “mentiras, bulos y estupideces” los argumentos del PP, al que acusa no de defender el castellano sino de atacar el catalán pese a ser una lengua “que va a desaparecer”. “No van a encontrar ni un solo escolar que no entienda, hable o escriba el castellano pero sí muchos que no saben decir ni bon dia”, ha lamentado la diputada Pilar Vallugera.

ES “INSUFICIENTE”

Por contra, en Vox su diputada Georgina Trías ha confirmado el apoyo de su partido a la iniciativa del PP porque la considera “necesaria” pese a que, a su juicio, su texto es “del todo insuficiente”. “Ruido para que todo siga igual”, se ha quejado.

Desde Ciudadanos, Miguel Gutiérrez ha denunciado que el Gobierno de Pedro Sánchez haya “cedido” a las peticiones de los separatistas para suprimir castellano como lengua vehicular en la educación sólo para mantenerse en el poder, “una decisión terrible”, según sus palabras, que traerá consigo consecuencias “trágicas” para el país.