jueves, 21 enero 2021 06:12

El ‘chanchullo’ de Garrido para librar de multas de tráfico a los empleados de Metro Madrid

El Consejero de Transportes, Infraestructuras y Movilidad de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido (Ciudadanos), ha ideado un curioso método para librar de multas a los vehículos comprados con dinero público que usan trabajadores de la red de Metro.

Se trata de un nuevo servicio de reclamación de multas que deberán ofrecer las empresas de renting de vehículos contratadas en la nueva licitación por Metro Madrid, para aquellas interpuestas a coches usados por sus empleados públicos. Una pescadilla que se muerde la cola, al ser policías (el Estado o municipios) los que ponen la multa, y ser Metro, otro ente público, el que las recurrirá todas forzosamente a partir de ahora.

La implantación de este nuevo servicio se encuentra recogida en el informe de 2020 ‘Pliego de Prescripciones Técnicas: suministro de 149 vehículos, turismos e industriales, en modalidad de renting a largo plazo’. Esta cantidad de coches serán usados por Metro de Madrid “en modalidad de renting de larga duración”, siendo arrendados por la Comunidad durante 4 años.

En el documento, consultado por MONCLOA.COM, su apartado 5.5 titulado ‘Gestión de multas’ indica: “Será obligación del CONTRATISTA poner a disposición de METRO un servicio de reclamación de multas de los vehículos de renting hasta agotar la vía administrativa”. Es decir, ‘forzarán’ el proceso legal al máximo para pagar el menor número de multas posible.

De esta forma, las empresas proveedoras de los vehículos comprados por la red que dirige el también ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, serán las que tengan que facilitar este proceso de reclamación de multas para aquellos coches usados por empleados de Metro.

Realmente, la gran mayoría de empresas de renting incluyen este servicio. No obstante, hay diferentes modalidades respecto a quién paga los costes. En este caso, cabe resaltar que Garrido haya especificado que las empresas han de incluir ya este gasto en la cuota: “El coste de este servicio estará incluido en las cuotas de los vehículos”, indica el documento.

No obstante, es la red de Metro quien paga en la actualidad 3,6 millones de euros a estas empresas, por lo que el presupuesto necesario para llevarlo a cabo sigue saliendo del erario de la Comunidad.

GARRIDO NO QUIERE QUE SU SERVICIO PAGUE MULTAS

Asimismo, el informe de Metro recoge, sobre esta herramienta: “Este servicio de reclamación de multas interpondrá los recursos administrativos en nombre de
METRO
o bien en nombre del empleado de METRO que haya sido identificado ante la Autoridad Legal Sancionadora como infractor, bajo petición suya”.

Así, como señala el texto, este proceso deberá encargarse de recurrir las multas que pongan agentes de tráfico, y de continuar el proceso administrativo lo máximo posible, con los gastos que eso conlleve.

En concreto, de los 149 coches que licita el servicio, 91 son diésel, 1 de gasolina, 55 eléctricos y 2 híbridos enchufables.