viernes, 14 mayo 2021 02:05

Nieves Cabo, de 82 años, primera vacunada en Galicia: “Estoy como nueva”

Nieves Cabo Vidal, una compostelana de 82 años residente del centro de mayores público Porta do Camiño de Santiago, ha sido la primera persona en recibir la vacuna contra la covid-19 en Galicia, tras lo cual ha confesado sentirse “contentísima” y “como nueva”.

“Estoy muy alegre por ‘dar’ la vacuna la primera e invito a todos a que la ‘den'”, ha manifestado la anciana, visiblemente alegre, en una histórica comparecencia ante los medios en una carpa en las inmediaciones de la residencia.

Allí, acompañada por el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, por la de Política Social, Fabiola García, y por Yolanda, una enfermera que compone el equipo de vacunación del Servizo Galego de Saúde (Sergas), la octogenaria ha reconocido que no tenía “miedo ninguno” a recibir la primera dosis de Pfizer-BioNTech, que además “no la sintió”. “Si tengo que darla otra vez, la doy”, ha añadido.

Tras referirse al virus como “el bicho” y preguntarse “quién lo mandaría”, Nieves Cabo ha deseado que “ojalá la vacuna sea buena” porque “mató a mucha gente”. “Y dios quiera que no mate a más”, ha proclamado.

“MUY CONTENTA” CON EL PERSONAL

La habladora Nieves, que solo lleva “dos meses” en la residencia Porta do Camiño, dice estar “muy contenta” con el personal y “con todo el mundo”: “Son como si fuera mi familia”.

Eso sí, la mujer no se ha olvidado de sus allegados, ya que acto seguido a haber recibido la vacuna ha podido hablar con ellos por teléfono. “La primera”, su nieta Arancha. “La familia lo sabe todo y están contentos”, ha dicho, no sin lamentar que este año, debido a la pandemia, no pudiese pasar la Navidad con algunos de sus parientes cercanos que viven en Madrid.

Después de atender a los medios, tiene previsto “ver la televisión” y “comer”, porque se siente “como nueva” tras haber sido la primera en vacunarse en Galicia. Es más, ella siempre sostuvo en semanas anteriores: “Ojalá fuera la primera. No tengo miedo ninguno”.

Tras Nieves Cabo, que ha permanecido en observación durante media hora, ha sido el turno de José Antonio Arcay, empleado de la cocina de la misma residencia Porta do Camiño y que se ha convertido en el primer hombre de Galicia en recibir la vacuna.

Las primeras dosis de la vacuna que ha recibido Galicia se inocularán a lo largo de este domingo a un total de 143 personas de este centro –66 usuarios y 77 trabajadores–, además de al propio equipo sanitario encargado de la vacunación. Y es que, aunque a la Comunidad gallega llegasen 500 unidades, la mitad están reservadas para la segunda dosis, prevista para dentro de 21 días.

TRABAJADORES A LAS PUERTAS

A las puertas de esta residencia sociosanitaria esperaban, en torno a las 10,30 de la mañana, varios empleados que tenían turno para vacunarse. Una trabajadora social, Belén Varela, ha explicado a los medios cómo hacía “dos días” que habían recibido la citación y que ya sabía que serían los “primeros”.

Preguntada sobre con qué expectativas recibe la dosis, ha respondido que será “beneficioso” para todos: “No creo que pase nada. Ya me vacuné de la gripe y lo único que tuve fue un dolor en el brazo. No me da ningún repelús y ojalá todo el mundo se vacune, porque si no esto no se acaba nunca”.

Para Blanca, otra trabajadora de Porta do Camiño que esperaba turno a sus puertas, supone “dar un paso al frente para solucionar este problema” que es la pandemia: “Tenemos que poner todos de nuestra parte”.

“Voy sin miedo ninguno. La pongo tranquilamente y aconsejo a todo el mundo que la ponga para poder estar tranquilamente unos con otros en familia, porque estas navidades no se pudieron compartir como Dios manda. Las familias, tengan fe o no, tienen que estar juntas”, ha expresado Blanca.

LOS MAYORES FUERON “CON ILUSIÓN”

También Genma, una auxiliar de enfermería, ha atendido a los medios con lágrimas en los ojos al explicar que los ancianos de la residencia se toman la vacunación “con ilusión” y “con mucha esperanza”. “Va a ser un cambio muy importante en la vida de todas nosotras”, ha dicho.

Sin embargo, a pesar de la alegría de este domingo de inicio de la campaña, Genma ha recordado cuando el Porta do Camiño, durante la primera ola, se convirtió en un centro integrado para atender a mayores con covid de otras residencias.

Fue un momento muy duro, pero se hicieron las cosas muy bien por parte de todos”, ha afirmado finalmente.