domingo, 24 enero 2021 13:29

Entran en vigor las nuevas medidas para las Navidades en Navarra

Este lunes entran en vigor en Navarra las nuevas medidas para contener el Covid-19 durante la segunda parte de las Navidades, que afectan al cierre perimetral de la Comunidad foral, los encuentros familiares en los hogares y el toque de queda en Nochevieja.

En su exposición de motivos, el Decreto Foral de la presidenta, publicado este lunes en un número extraordinario del BON, justifica la supresión de las medida inicialmente previstas para Nochevieja y Año Nuevo en “los principios de precaución, prevención y anticipación, con el objetivo de minimizar el impacto de la ola epidémica esperada a comienzos del nuevo año y sus previsibles consecuencias en términos de fallecimientos evitables, impacto sobre el sistema sanitario y sus profesionales, e impacto sobre la economía y vida social en general”.

Así, no se levantará el cierre perimetral de la Comunidad foral para los encuentros familiares y con allegados entre los días 30 de diciembre y 2 de enero; las reuniones familiares en los hogares serán de un máximo de seis personas de hasta dos unidades convivenciales; y, finalmente, el toque de queda se mantendrá también a las 23 horas en Nochevieja.

Por su parte, la normativa relativa a aforos y limitaciones en sectores como la hostelería, el comercio, los espectáculos, las residencias o la práctica deportiva se mantendrá sin cambios, al prorrogarse las correspondientes órdenes forales de las consejeras de Salud y de Derechos Sociales. La orden foral de Salud queda prorrogada hasta el 14 de enero inclusive, mientras que la de Derechos Sociales permanecerá inalterada mientras no varíe la situación epidemiológica.

Para responder a las dudas que puedan surgir entre la ciudadanía, el Gobierno de Navarra ha actualizado el documento de preguntas más frecuentes sobre la normativa vigente frente al COVID-19, que se encuentra publicado en la web de coronavirus.

De acuerdo con los últimos informes sanitarios, la pandemia continúa en Navarra en un “nivel de alerta de riesgo alto” desde un punto de vista epidemiológico “con connotaciones de extrema fragilidad”. Así, entre otros indicadores, el nivel de alerta de riesgo alto significa contar con incidencias acumuladas superiores a 150 y 75 casos por 100.000 habitantes durante 14 y 7 días, respectivamente. Actualmente, esa incidencia supera los 183,88 en 14 días y los 90,33 en 7 días.

Por otro lado, en estos últimos días se ha experimentado un incremento del porcentaje de la tasa de positividad en las pruebas diagnósticas que ha evolucionado del 3,3% del martes 22 diciembre al 6,51% de ayer, con una media semanal del 5,33%, superior al 4,97% de la semana precedente.

Otro indicador relevante para evaluar la evolución de la pandemia, el Índice reproductivo Básico (Rt), ha pasado del 0,63 (a finales de noviembre) al 0,93 (23 de diciembre) y 0,99 (25 de diciembre).

Por otro lado, y con el fin de evitar el puerto de las Coronas en esta situación meteorológica, el Gobierno de Navarra mantiene la posibilidad de poder entrar y salir al Valle de Roncal por la carretera de Salvatierra de Esca (Zaragoza). Se trata del tránsito por el pantano de Yesa (A-21) en su zona aragonesa hasta Venta Carrica (NA-137).

El Ejecutivo foral recuerda que solo podrán realizar ese trayecto en vehículo aquellas personas vinculadas a dichas localidades y que, en caso de control, puedan justificar el desplazamiento a los valles pirenaicos como causa de necesidad o fuerza mayor y las razones extraordinarias de seguridad vial expuestas por las inclemencias propias de la vialidad invernal. Esta medida excepcional estará vigente desde este lunes hasta el 6 de enero.