sábado, 8 mayo 2021 22:25

Andalucía estudia otros siete posibles casos de la cepa británica

Una de las cinco primeras personas que se ha confirmado en Andalucía que están contagiadas de coronavirus en la nueva variante británica permanece ingresada en un centro hospitalario, mientras que la comunidad autónoma estudia otros posibles siete casos más de infectados con dicha cepa, denominada ‘Linaje 117’.

Así lo ha detallado este martes el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, en la que ha explicado que desde la Junta de Andalucía se declaró la “alerta de salud pública” tras tener conocimiento de esta nueva cepa del coronavirus que “había tenido un volumen más alto de mutaciones” respecto a lo que es habitual.

De esta manera, desde Andalucía se empezó a realizar una “secuenciación genética” en zonas que desde la Junta creían que podían presentar una mayor frecuencia de personas procedentes de Reino Unido, como la Costa del Sol malagueña, la zona de la provincia de Cádiz más próxima a Gibraltar, y fundamentalmente “zonas turísticas”, según ha desgranado el consejero.

Aguirre ha detallado que, hasta ahora, son cinco los casos confirmados en Andalucía de contagiados con esta variante y siete están “en espera de confirmación”.

Entre los casos confirmados, uno se encuentra ingresado en un hospital pero “más por medida de aislamiento” que porque su caso “tenga una gran repercusión clínica”, según ha puntualizado el titular andaluz de Salud, quien ha precisado además que cuatro de esos cinco pacientes son viajeros a quienes se les hizo una prueba PCR a la salida y que han llegado de Reino Unido en avión, mientras que el caso restante es un “contacto directo” de uno de esos positivos.

Aguirre también ha revelado que, de los siete casos pendientes de secuenciación genómica –tarea que se realiza desde el Hospital San Cecilio de Granada o el Virgen del Rocío de Sevilla–, cinco son de Málaga, uno de Ronda (Málaga) y otro de Huércal Overa (Almería).

El consejero ha querido realizar un “llamamiento a la tranquilidad”, porque esta cepa “tiene una mayor contagiosidad, pero no parece que una mayor virulencia” que la que circula actualmente de forma mayoritaria en Andalucía, y “las vacunas previenen contra” ella “igual que contra las otras”, además de que esta nueva variante “no va acompañada por un aumento de presión asistencial en Reino Unido”.

MÁS CONTROL DE FRONTERAS

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha insistido este martes en urgir al Ejecutivo central, como ya este lunes hiciera el presidente de la Junta, Juanma Moreno, un “reforzamiento del control de fronteras en puertos y aeropuertos” para prevenir la llegada de más casos de personas contagiadas con la nueva cepa importados de Gran Bretaña.

En la misma línea, el titular de Salud, Jesús Aguirre, ha reclamado al Gobierno central, a través de Sanidad Exterior, “un mayor control a nivel de síntomas a la llegada” de viajeros.