martes, 26 enero 2021 16:06

Este es el dineral que cuesta a las autonomías distribuir las vacunas de Pfizer

Mucha propaganda por parte del Ejecutivo de España. Mucha. Pero al final quien ha conseguido las vacunas ha sido la Unión Europea y quien se gasta el dinero en distribuirlas son las comunidades autónomas. Este plan del Ejecutivo que se ha basado en interceptar el paquete de Pfizer para plasmarle una pegatina gigante que rezaba “Gobierno de España” se ha acabado ahí, una vez ha aterrizado el paquete, la distribución corre a cuenta de las autonomías y los gastos ya se han reflejado. Según un informe al que ha tenido acceso MONCLOA.com, la distribución y el almacenamiento de las dosis de Pzifer cuestan una buena cantidad de dinero, según el territorio a cubrir. Pero el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha perdido la oportunidad de llevarse el mérito.

Este medio ha tenido acceso a un documento oficial de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha en el que se detalla el precio que le ha costado a los manchegos todo el aparato logístico para repartir la vacuna contra el coronavirus. El importe total de la parte correspondiente de esta autonomía de estas primeras 350.000 dosis (aunque desde el Ejecutivo no tienen claro que hayan llegado tantas dosis el pasado fin de semana) que se han repartido por toda España ha sido para el gobierno manchego de 58,411.47 euros, según se refleja en el documento oficial al que ha tenido acceso MONCLOA.com. Y la empresa que se ha encargado de todo este proceso es DHL Exel Supply Chain, S.L., una compañía recientemente premiada por el Consejo General del Poder Judicial por abrirse a contratar a gente con algún tipo de discapacidad.

El proceso no es sencillo. Las vacunas, que cuesta cada dosis 17 euros, han de conservarse a un 80 grados bajo cero, razón por la que el Ejecutivo se ha visto obligado a comprar supercongeladores, por lo que su traslado y almacenamiento no se limita simplemente a recoger el paquete con el enorme cartel de Gobierno de España y trasladarlo en un camión a un almacén cualquiera. Es por eso que el coste en Castilla-La Mancha de gestionar el aparato logístico para las 450 dosis que han llegado primeras asciende a los casi 60.000 euros.

Ahora toca imaginar el precio que costará a las arcas públicas distribuir en Castilla-La Mancha las dosis de vacunas hasta completar las 219.375 asignadas a esta comunidad autónoma en esta primera fase, que permitirán vacunar a 109.687 personas, nada menos. Un buen pico más que necesario de quien se ha asignado el mérito total el Gobierno de España con un cartel que ha desatado la polémica (y las críticas feroces) en las redes sociales.

En este caso, y por la urgencia más que comprensible, no se ha asignado a través de un concurso público. La potencia logística de DHL Exel Supply Chain, S.L. y el hecho de que tenga una sede en Guadalajara ha sido motivo más que de sobra para asignar a esta compañía española la distribución y el almacenamiento de estos importantes paquetes. “De conformidad con lo dispuesto en el artículo 120 de la LCSP, esta Administración debe actuar de manera inmediata, debido a necesidades sobrevenidas, para salvaguardar la salud pública ante situaciones que suponen un grave riesgo para la misma”, se comenta en el contrato al que ha tenido acceso MONCLOA.com.

Al final, son poco menos de 60.000 euros para distribuir correctamente en un territorio como el de Castilla-La Mancha 450 vacunas que ayudarán a inmunizar a 225 personas. La primera la vimos este pasado fin de semana: Araceli Hidalgo, una mujer de 97 años. Y las siguientes se seguirán sucediendo cada semana hasta llegar a cumplir los objetivos principales, conseguir en los territorios, primero, inmunizar a la gente vulnerable y, segundo, alcanzar la inmunidad de rebaño para que se frene la pandemia.

En las próximas doce semanas, España recibirá un total de 4.591.275 dosis de esta vacuna de Pfizer desarrollada con BioNTech con las que se vacunará a 2.295.638 personas. Eso sin tener en cuenta otros proveedores que próximamente conseguirán que su vacuna entre en el mercado a primeros de enero, como es la biotecnológica estadounidense Moderna o la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, que también está a poco de ponerse a disposición de quien la quiera. La mayoría de los expertos auguran que de aquí a verano se volverá a la normalidad, pero esta vez a la vieja, pues en los próximos seis meses seremos capaces de llegar a la inmunidad de rebaño y frenar la transmisión del coronavirus.

PRODUCCIONES REDONDO S.L.

Las redes sociales ya tienen un culpable del vergonzoso acto de publicidad institucional que protagonizó el Gobierno de España con la llegada de las primeras dosis de la vacuna, cuya cantidad exacta aún está por determinar (aunque se estima que son alrededor de 350.000). Lo cierto es que nada más llegar el esperadísimo paquete, el Gobierno plantó una pegatina de dimensiones desproporcionadas encima de las cajas que contenían las esperadas dosis de la vacuna. “Gobierno de España”, rezaba la publicidad institucional. Y el Ministerio de Sanidad lo publicaba en sus redes sociales con muy poca vergüenza sin esperarse las críticas que llegarían desde todos los sectores.

La izquierda ha cerrado filas en torno a la propaganda, y no necesariamente la del PSOE o Unidas Podemos. “Dijeron que el gobierno llegaba otra vez tarde a la compra de vacunas, luego que hablar de diciembre era pura propaganda y más tarde que la estrategia vacunal era prematura. Ahora, que ha llegado la vacuna en Diciembre, vuelven con la propaganda y la estrategia que criticaron”, ha comentado el excoordinador federal de Izquierda Unida Gaspar Llamazares.

Pero la derecha no perdonó. “El inicio de la vacunación contra el Covid es una gran noticia para superar pronto la pandemia. La UE coordina su adquisición, las CCAA la administran y el Gobierno debe garantizar su distribución equitativa sin propaganda para atribuirse un éxito que su nefasta gestión no merece”, comentó el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en su cuenta oficial de Twitter. “Lo de la pegatina gigante del gobierno, para la épica de la foto, cubriendo los iconos de seguridad del contenido- placas mercancías peligrosas- en lugar del nombre del proveedor de la caja (¿?), lo dice todo sobre este gobierno. Iván Redondo, un poquito de por favor”, ha comentado el diputado de Vox Víctor Sánchez del Real.