sábado, 16 enero 2021 07:44

La incidencia acumulada continúa en aumento en Baleares

La incidencia acumulada de la COVID-19 en los últimos 14 días en el conjunto de Baleares continúa la tendencia al alza y ha registrado un nuevo incremento respecto a hace una semana. Así, ha pasado de registrar 462,8 casos por cada 100.000 habitantes a 535,6 –un 15% más–, según datos del último informe del Servicio balear de Epidemiología que recoge información hasta el 29 de diciembre.

Por islas, al igual que la semana pasada, la incidencia sube especialmente en Formentera y Mallorca, mientras que baja ligeramente en Menorca.

En el caso de la isla de Menorca, la incidencia acumulada en 14 días se sitúa esta semana en los 103,9 casos por cada 100.000 habitantes, mientras la pasada era de 109,2.

Formentera, por su parte, continúa con una tendencia al alza, dado que en los últimos 14 días se han detectado 86 positivos, mientras que la semana pasada fueron 61. Esto ha hecho que la incidencia haya subido un 40% en sólo una semana, de los 503,7 casos por 100.000 habitantes en 14 días que marcaba el pasado viernes, este miércoles ya son 710,1.

De acuerdo con este informe, Mallorca también ha registrado un incremento, aunque más moderado del que tuvo las dos semanas precedentes. La isla ha pasado de 554,1 casos por cada 100.000 habitantes (4.965 positivos diagnosticados) a 641,9 (5.752 casos detectados en dos semanas), un 15% más que hace siete días.

Asimismo, la isla de Ibiza ha sufrido una subida en la incidencia. Si la semana pasada era de 129,8 casos diagnosticados en 14 días por cada 100.000 habitantes (con 192 positivos) en el informe publicado este miércoles se sitúa en una tasa de 150,1, con 222 casos diagnosticados en dos semanas.

BINISSALEM Y DEIÀ, LOS MUNICIPIOS CON MAYOR INCIDENCIA

Por municipios, los que registran en estos momentos una incidencia más elevada la última semana (incidencia en siete días por cada 100.000 habitantes) son el de Binissalem con 576,7 casos por 100.000 habitantes (17 diagnósticos), seguido de Deià con 486,2 casos (tres diagnósticos) y Alaró con 466,6 casos detectados por 100.000 habitantes en siete días (26 positivos).

En cambio, en Escorca, Fornalutx y Sant Lluís no se ha notificado ningún positivo la última semana.

UN 76% DE LOS CONTAGIADOS HAN PRESENTADO SÍNTOMAS

En total, desde el inicio de la pandemia y hasta el 29 de diciembre, el Servicio balear de Epidemiología ha validado 34.642 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 a la comunidad (3.897 en Ibiza, 265 en Formentera, 29.454 en Mallorca y 1.026 en Menorca).

De estos casos, un 76% (26.300) han presentado síntomas, mientras que un 24% (8.342) han sido asintomáticos. Además, 275 han sido catalogados como casos llegados de otras comunidades y 160 importados de otros países.

Por otra parte, un total de 1.142 han sido usuarios de residencias geriátricas y 1.369 sanitarios (939 de ellos trabajaban en centros sanitarios, 370 en sociosanitarios y 110 en otro tipo de centros).

Un total 459 defunciones fueron sido validadas como causa de la COVID-19 hasta que se cerró la elaboración de este informe, 172 de las cuales correspondían a personas que vivían en residencias.