sábado, 16 enero 2021 09:39

Aragón contará la semana que viene con 7.435 dosis de la vacuna

El gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), José María Arnal, ha anunciado que la comunidad autónoma dispondrá la semana que viene de 7.435 dosis de la vacuna contra la COVID-19, que podrían llegar a suministrarse a hasta 8.922 personas.

En rueda de prensa, junto a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, donde han anunciado el endurecimiento de medidas para frenar la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, el gerente del Salud ha aclarado que las vacunas llegan en viales de cinco dosis, que “pueden ser seis porque siempre sobra para poder establecer esa sexta dosis en cada vial”.

Ha añadido que será una semana “atípica” porque hay un día festivo, el 6 de enero, Día de Reyes, para apuntar que desde el Salud han establecido que los viernes sea el día “de rescate” para aquellas personas que no se han podido vacunar con el propósito de “aprovechar todas las dosis porque no queremos desperdiciarlas”.

Arnal ha confiado en que la campaña de vacunación “se vaya incrementado de modo muy llamativo” y “esta herramienta de la que disponemos desde el día 27 de diciembre nos ayude a controlar, en la medida de lo posible, esta enfermedad”.

TEST

En otro orden de cosas, y preguntado por la posibilidad de que las farmacias hagan test, el gerente del Salud ha apuntado que ya se pueden hacer, “siempre con la prescripción facultativa”.

Al respecto, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha puntualizado que, por un lado, están los test de anticuerpos, “que se hacen pinchando en el dedo, como los test de glucosa”, que se vende en la farmacias, y “se pueden hacer allí o en el domicilio, aunque no es lo recomendable”, y siempre con prescripción medica, y por otro, las pruebas PCR y test de antígenos.

En este punto, ha subrayado que el sistema sanitario aragonés “está realizada todas las pruebas PCR y test de antígenos que son necesarios”.

Ha añadido que si el sistema sanitario aragonés no fuera capaz de realizar las pruebas diagnósticas precisas para establecer los contactos y rastreos y aquellas que se efectúan a trabajadores de residencias cuando vuelven de sus vacaciones, “podríamos plantearnos la posibilidad”, pero, “en la actualidad, el sistema público está capacitado para realizar los test necesarios y activar el sistema de rastreo en tiempo y forma”, ha enfatizado.

Por eso, ha agregado, si el Ministerio de Sanidad autorizara los test de antígenos en farmacias, “se valoraría”, pero ha remarcado que deberían cumplirse todas las medidas para evitar contagios, establecer circuitos y volcar los datos en la historia clínica sanitaria aragonesa, “cosa que no posible en estos momentos” y es “imprescindible” en este tipo de pruebas.