jueves, 21 enero 2021 12:21

Robles: “Las actuaciones fascistas en el Ejército son “mínimas y puntuales”

La ministra de Defensa, Margarita Robles, defiende que las Fuerzas Armadas españolas son “modernas, democráticas” y “se mueven plenamente dentro de la Constitución”. Las actitudes fascistas o antidemocráticas las achaca a un “insignificante” grupo de militares retirados y actuaciones “mínimas y puntuales” dentro los efectivos en activo, que son sancionados en función del régimen militar.

En una entrevista Robles avisa de que no acepta que se hagan generalizaciones respecto al compromiso constitucional de las Fuerzas Armadas basándose en casos “puntuales” que “no representan” a la institución.

La ministra hace esta defensa de los Ejércitos y la Armada después de que hayan salido a la luz cartas o conversaciones privadas de militares ya retirados en contra del Gobierno e incluso a favor de un alzamiento militar. También han sido publicados vídeos de militares en activo entonando cánticos nazis durante maniobras o celebraciones patronales.

“Como ministra de Defensa, mujer y demócrata, no puedo aceptar que sobre las Fuerzas Armadas se extienda la mínima sombra de duda”, avisa insistiendo en que sus 120.000 miembros están “plenamente comprometidos con la Constitución” y con la defensa de los más vulnerables, asumiendo funciones “que muchas veces otros no hacen”.

Robles cree que las manifestaciones de militares retirados son “insignificantes” y ni siquiera representan a los miles de personas que ya abandonaron las Fuerzas Armadas. “Solo se representan a sí mismos y no tienen ninguna vinculación sobre unas Fuerzas Armadas del siglo XXI”, sostiene.

En cuanto a los militares en activo, asegura que todo comportamiento antidemocrático es sancionado, pero insiste en que no debe generalizarse. “Por actuaciones puntuales, individuales, no voy a admitir que se saquen conclusiones generales porque el compromiso de las Fuerzas Armadas con la Constitución es pleno e inequívoco”, asevera.

De hecho, cree que los militares han tenido oportunidad durante la pandemia de demostrar su “compromiso, humanidad y generosidad” con la ciudadanía. “¿Quién ha estado al lado de los más vulnerables? Las Fuerzas Armadas”, reivindica poniendo a los militares españoles como “ejemplo” en Europa y en el mundo.

Pero además, defiende que “no hay mayor valor que ser capaz de dar la vida defendiendo la paz, la libertad y la seguridad en el mundo”; y recuerda que 188 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas han fallecido en misiones internacionales. “Pocos colectivos pueden tener ese balance de entrega, sacrificio y generosidad que tienen nuestras Fuerzas Armadas”, enfatiza.

En ocasiones, cree que el rechazo a los militares está basado en “prejuicios” que “tendrán que explicar quienes los tienen”, pero insiste en rechazar una “descalificación genérica” de cualquier institución.

Tampoco comparte que nadie intente patrimonializar a las Fuerzas Armadas, como cree que no se debe hacer con ninguno de los símbolos nacionales, incluida la bandera. Y asegura que ella siempre ha entendido la política de defensa como una política de Estado.