martes, 19 enero 2021 05:46

Vox considera que Laya comete una “grave imprudencia” con la verja

Vox ha anunciado que exigirá responsabilidades al Gobierno central ante la “pésima decisión” de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, de “mantener abierta la verja de Gibraltar a pesar de existir una alerta sanitaria por la Covid-19”, algo que considera “una grave imprudencia” que “pone en riesgo la salud de los campogibraltareños en un momento en el que la cepa británica se extiende como la espuma por la comarca”.

En un comunicado, el diputado de Vox Agustín Rosety ha señalado que “nuevamente, la actitud del gobierno de España, más interesado en sus planes ideológicos que en trabajar por los españoles ha vuelto a poner en peligro, no solo la soberanía de nuestro país, sino la salud de los vecinos de la comarca de Gibraltar, con riesgo para sus vidas”.

“La situación sanitaria en Gibraltar sigue siendo catastrófica. Hace dos días, la tasa de contagios activos en la colonia era de 2.245 por 100.000, en aumento y fuera de control, cuando la media nacional estaba en 256. Y es en este preciso momento en el que el Gobierno de la Nación suprime toda vigilancia en la verja que delimita el istmo usurpado por el Reino Unido, permitiendo con ello el libre acceso desde Gibraltar a La Línea”, recalca.

Tras recordar que la Junta de Andalucía ha decidido cerrar ocho municipios de la comarca, el diputado de Vox ha advertido de que, “a las consecuencias sanitarias de este irresponsable comportamiento de la Ministra, habrá que sumar sus nefastas secuelas para la economía de la comarca, sobre todo en las fechas en las que nos encontramos”.

“Pronto han podido apreciarse los efectos de la dejación de soberanía que supone facilitar al Reino Unido la permanencia de su base militar en el Peñón a bajo coste, apoyando que la colonia forme parte del espacio Schengen. Es lamentable que se engañe con falsas promesas a la población de la comarca, a la que el Gobierno está consintiendo se imponga una situación colonial absolutamente contraria a su seguridad y prosperidad, en exclusivo beneficio de la potencia colonial británica y sus agentes en el Peñón”, concluye Rosety.

Ante esta situación, Rosety ha anunciado que registrará de forma urgente ante el Congreso una iniciativa pidiendo explicaciones a Gonzalez Laya, “para que se depuren las responsabilidades a que haya lugar actualmente y en lo sucesivo”.