jueves, 21 enero 2021 16:12

Los ‘viejos rockeros’ de la izquierda admiten su decepción con Iglesias

Manolo Monereo y Jaime Pastor son dos de las mentes más lúcidas y prestigiosas de la izquierda española. El primero fue el pensador del esplendor de la Izquierda Unida de Julio Anguita, con el que fue uña y carne hasta la muerte del ‘Califa rojo’. Y el segundo edita la revista Viento Sur y ha sido uno de los referentes para Pablo Iglesias.

Ambos acaban de lanzar sendos libros que evidencian la decepción de la izquierda más ortodoxa con la deriva reformista Unidas Podemos y con el que muestran su preocupación por el tema de identidad nacional.

PALOS DE PASTOR

El profesor Jaime Pastor ha coordinado junto a Miguel Urban el libro ‘¡Abajo el rey! Repúblicas’ y ha explicado en declaraciones a cuartopoder.es que sabía que el pacto de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos podía dejar en mal lugar al segundo.

“Nosotros fuimos críticos desde el principio, pues iba a suponer una subalternización de Unidas Podemos a la mayoría del Gobierno del PSOE. Obviamente, la irrupción de la pandemia ha hecho que el panorama sea más complicado. Es verdad que en el contexto de la Unión Europea todavía no hay una respuesta austeritaria igual que la del 2010, pero puede haberla. Precisamente, tras de la crisis del 2008, las políticas austeritarias llegaron año y medio después, ahora vamos a ver qué pasa, ya están habiendo presiones en tema de la deuda, pensiones…”, explica.

Según Pastor, se puede “decir que el papel de Unidas Podemos ha sido compensar las concesiones que ha hecho a Pedro Sánchez con algunas propuestas como el Ingreso Mínimo Vital, los desahucios… Pero, con respecto a lo que es el núcleo fundamental de la política, la economía política, se ha conseguido poco. Se sigue postergando la reforma laboral, además solo se derogaría la del PP, y se está postergando también una reforma fiscal progresiva radical para prepararse de cara a las exigencias que vendrán de la Comisión Europea por la deuda”.

“Estamos viendo que, con la bajada en las encuestas que le anuncian, Unidas Podemos trata de hacer visibles sus propuestas respecto al PSOE, pero lo veo más como un esfuerzo de hacerse notar. Sigue tragando grandes sapos, como la cuestión del Sáhara o la política migratoria en Canarias. Es decir, creo que ha sido un error formar parte de este Gobierno, además, algunas de las cuestiones que está intentando Unidas Podemos, como la de la monarquía, se pueden plantear desde el Parlamento sin tener que estar en el Gobierno”, añade.

Pastor asegura que teme que Vox capitalice el descontento de las clases populares: “Lo más grave, para nosotros, es que ha generado una actitud pasiva, resignada y de espera en muchos sectores de los movimientos sociales, en definitiva, una actitud desmovilizadora. Ahí, el gran peligro es que el malestar social y el cabreo de la gente pueda ser catalizado por fuerzas como Vox, esa es nuestra gran preocupación”.

MONEREO TAMBIÉN EXPLICA SU DECEPCIÓN

Manolo Monereo ha publicado ‘Oligarquía o Democracia. España, nuestro futuro’ y explica que no ven con buenos ojos la entrada de Podemos en el Consejo de Ministros: “En este año no se ha justificado bien el por qué estamos gobernando. Lo que vemos es una confrontación cada vez más fuerte dentro del Gobierno entre dos políticas. Como están sujetos al secreto del Consejo de Ministros, solo podemos intuir cosas”.

Y opina en el citado medio que “lo que realmente pactó Pablo Iglesias con Pedro Sánchez fue un programa socioeconómico y su modo de financiarse. Iglesias dejó a Sánchez la dirección política de temas claves, no se discute sobre política internacional, no se habla de la OTAN o del nuevo mundo que está surgiendo, no se habla para nada de Europa y sus políticas”.

“Lo que está haciendo Iglesias es muy inusual, definir una identidad gobernando, es curioso y singular. Además, está definiendo esta identidad medida a medida, como el Cholo Simeone. Yo creo que hemos llegado a un límite y que las propuestas que ahora Unidas Podemos engarce estarán sometidas al mandato de Sánchez. Da la sensación de que Pedro y Pablo se llevan bien, pero los límites que Pedro admite no son los límites que Pablo necesita”, añade.

REPUBLICANISMO

Monereo, que fue diputado de Unidas Podemos por Córdoba, asegtura que para Pablo Iglesias “la república es una identidad, no un proyecto. Para Iglesias, como Podemos ya no tiene identidad cognoscible, se crea esa identidad desde el Gobierno. La identidad que quiere articular es una identidad republicana que le ayude a diferenciarse del PSOE”.

“Ahora bien, si quisiera pasar de la identidad al proyecto republicano, tendría que plantearse en serio luchar por la III República. Significa plantearnos un proceso de ruptura democrática, hablar de proceso constituyente y definir qué tipo de república queremos, si parlamentaria o presidencialista, cuál será el papel de los territorios, si será federalista… Yo soy republicano de siempre, no me da miedo tener una identidad republicana, ahora bien, si vamos en serio a hablar de república, tenemos que plantear en serio qué es la III República”, añade.

Y recuerda a Anguita: “Siempre marcó la línea de que no se luchaba por la II República y la memoria histórica, luchábamos por la III República. Para una III República, tendrá que haber una derecha republicana, una izquierda, un centro… Hay un libro que coordinamos Rubén Juste, Héctor Illueca y yo, Volver a mirarnos, sobre unas jornadas en Córdoba. No hubo la voluntad de situar ese libro como un centro de debate porque no tocaba la república, entonces había que pactar con el PSOE, me alegro de que ahora sí toque la república. Si hablamos de república, hablemos en serio. Situemos el proyecto republicano, no solo la identidad, en el frontispicio de nuestra lucha política. Si lo único que se quiere es tener una identidad republicana, me parece bien lo que Iglesias y Enrique Santiago están haciendo”.