jueves, 21 enero 2021 18:13

Alcalde de Valencia reconoce un error con la Cabalgata de Reyes

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha indicado este jueves respecto a la llegada el pasado martes de los Reyes Magos al Ayuntamiento en autobuses descapotables y al público que se concentró para verlos que “ha sido un error” plantear ese acto como se hizo, al tiempo que ha afirmado que esta es una cuestión que se debe “mejorar”.

En esta línea, ha considerado que no se revisaron “los protocolos adecuadamente”, ha dicho que ahí se dio una equivocación y ha apuntado que “se podía haber hecho de otra manera”. Asimismo, en alusión a las actividades falleras ha descartado, a partir de esto y dada la evolución de la pandemia de la Covid-19, organizar otros actos.

“En las condiciones en que estamos no podemos ni hablar ni plantearlos”, ha expuesto el primer edil, que ha asegurado que su equipo “siempre” pretende “aprender” de lo que pasa “y mejorarlo”.

Ribó se ha pronunciado de este modo en declaraciones a los medios de comunicación tras presidir la reunión del Centro de Coordinación Operativo Municipal (Cecopal), preguntado por la llegada de los Reyes Magos al consistorio el pasado martes y por las críticas hechas a este acto tras haberse concentrado público para presenciarlo.

El responsable municipal ha subrayado que no fue una cabalgata de Reyes y ha explicado que fue la llegada de los Magos de Oriente al Ayuntamiento antes de la recepción oficial que se les ofreció en su interior con la presencia de representantes de la corporación local.

“La primera cosa que hay que decir es que cabalgata no hubo. En muchas ciudades hubo cabalgatas, aquí no hubo cabalgata. Aquí lo que hubo fue un acto, dentro –del Ayuntamiento–, donde estaban representantes de todos los grupos” municipales, ha expuesto Joan Ribó, que ha insistido en que se produjo una “entrada” de los Reyes Magos al consistorio, “por separado”, tras haber visitado a los “servicios sociales, a policía y a bomberos”.

No obstante, el alcalde ha comentado que el “problema” que se dio es que la gente que había en la plaza del Ayuntamiento cuando llegado los Magos de Oriente, se concentró para verlos junto a las vallas que se habían instalado. “En esta plaza todos los días hay muchísima gente y en el momento en el que se valló hubo una concentración de personas, como habéis visto todos en los vídeos”, ha manifestado.

Ribó ha agregado que aunque no tiene “los número hechos”, tiene “datos”, por “mucha gente, incluso responsables”, que le han “dicho que no había más gente el día 5 –con la llegada de los Reyes Magos– que había el día 4 o el día 3” de enero en la Plaza del Ayuntamiento. “Aquí hay muchas actividades –por Navidad–” y “además es una zona de paseo de muchísima gente”, ha agregado, al tiempo que ha reiterado que con la llegada de sus Majestades “hubo concentración en el entorno de las vallas”.

“AHÍ NOS EQUIVOCAMOS”

“Eso es algo que analizamos, el poner las vallas y el que vinieran los autobuses a la plaza”, ha agregado el primer edil, tras lo que ha opinado que, no obstante, no se revisaron los protocolos de manera adecuada. “Creo que no revisamos los protocolos adecuadamente y ahí nos equivocamos. Creo que hay que decirlo con sinceridad”, ha declarado.

Igualmente, Joan Ribó se ha preguntado si la llegada de los Reyes Magos al consistorio “se podía haber hecho de otra manera” y se ha respondido que “sí” y ha señalado que “quizás, poniendo los autobuses en la parte de atrás del Ayuntamiento se hubiera acabado el problema”.

“El problema no son los autobuses. El problema no son las cabalgatas. Fue la concentración de personas que estaban ya en la plaza, que se concentraron en el momento en el que vieron llegar los autobuses”, ha opinado el alcalde. Tras ello, ha reiterado que “ahí hubo un error de protocolo”.

“Creo que hay que mejorar pero creo que no es una cosa ni más importante ni más significativa de lo que se haya podido ver en muchas zonas de la ciudad que no quiero detallar” durante las Navidades, ha añadido. “Hay muchas otras en las que podíamos ver concentraciones similares”, ha dicho.

Preguntado por si lo ocurrido con la llegada de los Magos de Oriente puede ser una llamada de atención para próximos eventos en la ciudad como los que se puedan plantear por las Fallas, Ribó ha contestado: “nosotros, siempre, de lo que pasa pretendemos aprender y mejorarlo. Creo que el tema está muy claro”.

“Si he dicho que ha habido fallos, los tenemos que corregir. Me hablas de unos eventos futuros que en estos momentos, por supuesto, en las condiciones en que estamos no podemos ni hablar ni plantearlo. Hasta que la curva no deje de crecer y empiece a bajar y hasta que estemos vacunados, pasarán meses. Cuántos, no tengo ni idea”, ha agregado.

“CUMPLIMOS LAS NORMAS”

Por otro lado, preguntado por las declaraciones del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, sobre la llegada de los Magos de Oriente a València, el alcalde ha insistido en que “no hubo cabalgata”. “Está claro que cabalgata no se tenía que haber hecho porque no se hizo. Tiene toda la razón Puig”, ha aseverado, a la vez que ha afirmado que en esta ciudad se cumplen las normas.

“Cumplimos las normas. El problema es que en un momento determinado las personas se concentraron en cierto espacio” de la plaza, ha manifestado, además de repetir que ha habido “un error” que se debe “mejorar”.

Asimismo, preguntado por si la vicealcaldesa y portavoz socialista en el consistorio, Sandra Gómez, le dijo que no compartía la idea de que los Reyes llegaran en autobús, Ribó ha dicho que a él no y ha explicado que no ha hablado del asunto con el edil de Cultura Festiva, Carlos Galiana. “No puedo afirmar ni desmentir”, ha apuntado.

“FUERTE CIMENTACIÓN”

Ribó ha valorado, por otro lado, las palabras de Gómez en favor del trabajo en conjunto y ha descartado que lo ocurrido el día 5 afecte al gobierno local Compromís-PSPV, según ha dicho, “construido sobre una fuerte cimentación”. “Las tormentas en un vaso de agua no le afectan”, ha subrayado.

Sobre la denuncia anunciada por el PP, el alcalde ha señalado que será “una más” y que tiene “todo el derecho a hacerlo”. Sobre críticas de los hosteleros, ha comentado que entiende que quienes han visto “su negocio reducido en unas horas estén más molestos en este momento”.