jueves, 21 enero 2021 08:49

Sánchez caerá en el ‘trueque social’ de Iglesias con la economía de fondo

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, y el vicepresidente Pablo Iglesias deben entenderse. El Ejecutivo de coalición obliga a tener mejor sintonía si no quieren que la legislatura termine antes de lo esperado. El problema es que ciertos intereses, pese a similares, no son del todo comunes.

El PSOE asume que no puede alejarse de ciertas cuestiones económicas para no perder a sus votantes más moderados. Unidas Podemos vuelca su estrategia en el dogma social, donde incluye la Corona, intentando que eso también embeba a la economía.

Para centrar estas posturas, presidente y vicepresidente han tenido una reunión a principios de semana en el Palacio de la Moncloa. Según destapaba el diario La Información, se trata de la primera reunión desde hace varias semanas, pues los habituales ‘maitines’ entre dirigentes de PSOE y Unidas Podemos no se produjeron en diciembre por la sucesión de festivos y problemas de agenda de ministros.

El pasado 2020 se cerró con el acuerdo entre ambos socios de gobierno para aprobar el decreto antidesahucios para evitar lanzamientos hasta final del estado de alarma y la recuperación de la prohibición de cortes de suministros básicos, una vez superadas tensiones generadas al respecto en el seno de la coalición.

LA ECONOMÍA DE FONDO

Las grandes discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos sobre la situación del salario mínimo interprofesional (SMI), que se mantiene congelado en el inicio del nuevo año, será un punto de fricción sobre el que pivotaran muchos debates -públicos y privados-, durante los próximos meses. Así, algunos ministros socialistas vinculan un eventual incremento al acuerdo entre agentes sociales mientras que la formación morada demanda que se suba, como mínimo, al nivel de las pensiones o la mejora de retribución de funcionarios públicos.

Y no es el único punto en materia económica que Unidas Podemos querrá tensar para poner buena cara ante su electorado. La propuesta de aumentar de 25 a 35 años el cálculo para computar las pensiones del Ministerio de Seguridad Social ha motivado también discrepancias, dado que la formación morada se opone a este planteamiento.

LAS PROPUESTAS SOCIALES

Pese a todo, las voluntades e ideas suelen ser maleables. Unidas Podemos podría transigir en ciertos puntos económicos, a los que se suman los que hay en común, como la sintonía en la necesidad de delimitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con mandato caducado, si atiende a algunas de sus demandas más sociales. Algo que, en cierto modo, tampoco supondría un trauma para los socialistas.

En Unidas Podemos también se marcan como objetivos la ampliación de derechos para las personas trans, la aprobación de la Ley de Libertades Sexuales o la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como ‘Ley mordaza’. Además, han puesto el foco en la situación de la monarquía y han demandado la creación de una comisión de investigación sobre el rey emérito Juan Carlos I a raíz del presunto uso de tarjetas opacas.

Todo hace indicar que si Pedro Sánchez asume estos postulados y deja que Iglesias imponga sus ritmos de relaciones públicas, además, la formación morada tensará con menor fuerza los axiomas económicos que el PSOE quiera sacar adelante. Y eso pese a las amenazas del líder de Unidas Podemos de mantenerse como un “cabezón” en ciertos ámbitos.

ILLA, ¿LO MÁS SENCILLO?

El nuevo año traerá una remodelación en el Ejecutivo tras la designación del ministro de Sanidad, Salvador Illa, como candidato del PSC a las elecciones catalanas.

La continuidad de Illa al frente de la cartera sanitaria ha generado críticas en partidos de la oposición y algunas voces en Unidas Podemos han planteado la necesidad de resolver pronto la situación del ministro. Es el caso del diputado Juan Antonio López de Uralde y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La candidata de los comuns a la Presidencia de la Generalitat, Jéssica Albiach, trasladó ayer su preocupación sobre que, en un escenario de incertidumbre, en medio de la tercera ola de coronavirus y con problemas en la campaña de vacunación, Illa se haya presentado como candidato.

“Necesitamos un ministro que esté las 24 horas, los 7 días de la semana y volcado al 100% en la lucha contra la pandemia. Quiero trasladar nuestra preocupación porque en momentos así lo que interesa no es pensar en intereses electoralistas, sino como hacer frente a la pandemia”, incidió.