sábado, 19 junio 2021 23:31

La casa fuerte, La isla de las tentaciones… la importancia del sexo para petar la audiencia

Dicen que el sexo tiene la importancia que nosotros queramos darle. Hay parejas que deciden no practicarlo y no por eso dejan de estar enamorados. Otras, en cambio, lo hacen a diario y siempre quieren más. Todo esto lo podemos ver más real que nunca gracias a los realities de televisión. Algunos, como La casa fuerte o La isla de las tentaciones, se han convertido en espacios donde estudiar los comportamientos de las personas.

Si hablamos de La casa fuerte, por ejemplo, aunque no tenga nada que ver con el concurso, muchas parejas no pueden evitar mantener relaciones dentro del reality. La isla de las tentaciones, por su parte, es el enclave perfecto para ver cómo se desarrollan los acontecimientos en el seno de parejas que no están demasiado bien y que se escapan a una isla paradisíaca, por separado, rodeándose de tentadores y tentadoras.

Si eres un asiduo a estos programas, descubre La casa fuerte, La isla de las tentaciones y la importancia que tiene el sexo para petar la audiencia en estos programas.

La casa fuerte, el último en unirse al edredoning

la casa fuerte

El de La casa fuerte es un buen ejemplo para explicar la importancia que tiene el sexo en los realities. Y lo es precisamente porque es uno de esos programas que, a priori, nada tienen que ver con el mismo. Un conjunto de parejas entran dentro para ganar el máximo de dinero posible a través de pasar una serie de pruebas y caerle bien a la audiencia.

Sin embargo, conforme van pasando los días, es inevitable que muchas de ellas quieran mantener relaciones sexuales con su compañero, pues en muchos casos son pareja fuera del programa. Lo hemos visto, en la edición más reciente, con Isa Pantoja y Asraf y también con Tom Brusse y Sandra. Además, en la primera edición, el sexo tenía mucha más importancia, pues sucedió entre personas que no entraban juntas de fuera.

Fue el caso, por ejemplo, de Oriana Marzzoli e Iván, que protagonizaron uno de los primeros edredonings de la edición, con permiso de Fani y Christofer, que en aquel momento sí eran pareja. Los dos jóvenes entraron habiéndose conocido fuera, pero no fue hasta que estuvieron en el concurso que se dieron cuenta de que existía una fuerte atracción. Lo mismo ocurrió con Cristian Suescun y Yola Berrocal, que protagonizaron una buena sesión de mimos.

La isla de las tentaciones, tres ediciones por la importancia del sexo

la isla de las tentaciones sexo

No podemos hablar de realities donde el sexo tiene importancia añadida sin mencionar uno de los grandes descubrimientos de Mediaset en los últimos tiempos: La isla de las tentaciones. El programa ya de por sí cuenta con un título de lo más descriptivo. Y es que, en el mismo, una serie de parejas viaja al paraíso para evitar las tentaciones. Lo que pasa allí, sin embargo, suele ser todo lo contrario.

Ya vimos edredonings de lo más fuertes en la primera edición del reality. El de Fani Carbajo y Rubén fue uno de los más sonados, pero no fue el único. Otro del que no nos podemos olvidar es el de Óscar y Andrea, mientras Ismael, el novio, asistía sin habla a los encuentro de su chica con el tentador. Pero la segunda edición, lejos de quedarse atrás, no hizo más que aumentar el listón.

Las imágenes de Tom Brusse y Sandra Pica, protagonistas absolutos también de La casa fuerte, no dejaron a nadie indiferente. A ellas le tenemos que sumar las protagonizadas por Mayka, de nuevo junto a Óscar, bajo la atenta mirada de su novio, Pablo. Y, por supuesto, las de Marta Peñate y Lester, cada uno con su respectivo tentador. La pareja, después de once años juntos, se dejaba en uno de los programas de más audiencia de Telecinco.

No solo La casa fuerte: Gran Hermano, el lugar que vio nacer el edredoning

gran hermano la casa fuerte

Tampoco podemos olvidarnos, por supuesto, del auténtico rey de los realities. Al menos, en lo que al sexo se refiere. Desde que Kiko Hernández y Patricia estrenaran la hora sin cámaras del concurso, muchos han sido los participantes que no se han querido quedar con las ganas en ninguna ocasión. De hecho, algunos ni siquiera han esperado y han decidido hacer de todo bajo las sábanas.

Como eso se convirtió en la tónica general, se le decidió dar un nombre propio: edredoning. En la actualidad, lo usamos para definir cualquier relación que se de en un reality. Son muchas las escenas subidas de tono que hemos podido ver en el concurso. En la cama, en la ducha, bajo las sábanas, en el jacuzzi… Y, de hecho, cuanto antes aparecen, más audiencia se cosecha.

Gracias a lo que comenzó siendo como un experimento social en toda regla, hemos podido descubrir la importancia que tiene el sexo en los realities de televisión. A partir de entonces, en todos los demás han sucedido casos de parejas que no pueden aguantar las ganas, incluso en Supervivientes, el más lejano de todos. A veces, nos da por pensar si de verdad tienen tantas ganas o si lo que en realidad desean es meterse a la audiencia en el bolsillo.

En Hungría hay un reality donde solo se puede practicar sexo

eden hotel sexo la isla de las tentaciones

Después de muchos años asistiendo a los arrumacos y encuentros entre diversas parejas formadas en realities de televisión, parece que nada debería llamarnos la atención. Sin embargo, a pesar de todo lo que creamos haber visto, en España parece que somos de los más contenidos, si tenemos en cuenta otros realities internacionales.

Nos ha llamado la atención, sobre todo, el caso de Eden Hotel. Este show húngaro no tardó en darse cuenta de que el sexo es lo que más vende en un concurso de este tipo. Por eso, decidieron crear un reality a medida en el que los concursantes deberían practicar sexo sí o sí. Esa es la única condición.

Así, los vemos a través de imágenes explícitas, no borrosas, sin sábanas ni ningún tipo de objeto que pueda dejar lugar a la imaginación. Desde luego, es una de las mejores formas de comprobar que, a pesar de lo que muchos puedan llegar a pensar, el sexo vende en televisión y hay que aprovechar al máximo el tirón.