viernes, 14 mayo 2021 03:23

El CSIF pide una revisión urgente de los daños en los colegios y reforzar la calefacción

El sindicato CSIF pide que la ‘vuelta al cole’ se retrase en las comunidades autónomas más afectadas por el temporal ‘Filomena’ hasta que las condiciones sean seguras para el alumnado y los docentes, ya que “los centros han sufrido con dureza los efectos de la ola de frío, que aún no se han podido reparar”.

Desde CSIF reclaman que se realice una revisión urgente y exhaustiva de los daños en los colegios para que se puedan restablecer las clases lo antes posible, pero en unas condiciones seguras.

Considera, además, que el Gobierno y las comunidades autónomas deben revisar y actualizar sus protocolos en las aulas para la vuelta por la bajada de temperaturas y también ante la tercera ola de COVID-19.

Desde comienzos del invierno y ahora con mayor motivo, se está detectando que hay centros en todo el país que sufren temperaturas en las aulas por debajo de 17ºC, que son aún más bajas en colegios con deficientes sistemas de calefacción y bajas temperaturas exteriores.

Por ello, CSIF se ha dirigido por escrito a todas las consejerías de Educación para reclamar medidas, ya que asegura que les están llegando “numerosas quejas” de docentes porque las aulas están sufriendo muy bajas temperaturas para garantizar una correcta ventilación, necesaria frente al virus.

En el escrito, el sindicato exige a las comunidades autónomas la actuación inmediata de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales e insta a la Administración educativa a que tome con carácter urgente varias actuaciones.

Estas son: realizar una evaluación de riesgos y la medición de condiciones termohigrométricas en las aulas (es decir, de temperatura, humedad y ventilación); reforzar los sistemas de calefacción en las aulas para llegar a unas condiciones climatológicas adecuadas dentro de los parámetros de temperatura entre 17ºC y 27ºC, mediante la colocación de estufas portátiles y sistemas de climatización con bomba de calor; y dotar de purificadores de aire con filtro HEPA en todas las aulas y de medidores de CO2.