martes, 26 enero 2021 12:57

Euskadi vuelve al confinamiento territorial y de los municipios en zona roja

La Comunidad Autónoma Vasca volverá el próximo miércoles, a las 00.00 horas, a la situación de cierre perimetral de sus tres territorios históricos, Vizcaya, Guipúzcoa y Álava, y de los municipios que se encuentran en zona roja, con el fin de limitar la movilidad para frenar los contagios por coronavirus, que mantiene una tendencia ascendente en “un escenario de amenaza y alta incertidumbre”, tal como ha decidido este lunes el Comité Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), presidido por el Lehendakari, Iñigo Urkullu.

Este foro interinstitucional se ha reunido tras el encuentro de la mesa técnica, que ha analizado la situación de la covid-19 en una jornada en la que la Comunidad Autónoma ha entrado en alerta naranja, tras registrar 560 nuevos casos (51 más que el día anterior), y subir la positividad al 5,2% (una décima más).

El LABI ha adaptado las medidas preventivas ante la tendencia ascendente de la pandemia, de forma que continúa en vigor el confinamiento perimetral de Euskadi, la limitación de movilidadnocturna, el límite de agrupaciones de seis personas, y el cese de actividades a las 21.00 horas.

Asimismo, prosigue el horario de cierre de la hostelería entre las 20.00 y las 06.00 horas, y de estos establecimientos en municipios con tasa superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes.

También se establece el confinamiento de los territorios históricos y en localidades que estén en zona roja, sin que se permitan “excepcionalidades” de desplazamientos a localidades colindantes que en otros momentos ha existido.

DEPORTE ESCOLAR

El Comité Asesor del LABI ha resuelto que se reanude el deporte escolar en entrenamiento, grupos de seis no variables y sin uso devestuarios. En localidades con tasa superior a 500, se suspende el deporte en grupo.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha explicado que, con la recuperación de esta actividad escolar, se trata de compatibilizar la recuperación de la vida diaria con la expansión de la pandemia y, para ello, se adaptan las medidas a cada situación.

“Se restringieron en situaciones peores que las actuales y, en fechas previas a Navidad, en las que teníamos unas tasas acumuladas mejores que las actuales y una tendencia a la baja, se mantuvieron por la cercanía al periodo navideño, para poder valorar y poder recuperarlo una vez que el calendario escolar volvía a normalizarse, sin una previsión de que se suspenda hasta la próxima Semana Santa”, ha indicado, para desvincular esta decisión de las movilizaciones de padres de alumnos y otros colectivos por las calles vascas.

El LABI también ha determinado que los aforos en establecimientos comerciales de más de 150 metros cuadrados se reducen al 40%, mientras que será del 60% para los que cuenten con una superficie de hasta 150 metros cuadrados.

El horario máximo de cese actividades comerciales y culturales será a las 21.00 horas y la limitación del máximo de aforo en centros de culto se restringe a un 35%. Asimismo, se suspenden ensayos y actuaciones músico-vocales, como las de coros o grupos musicales que no sean profesionales.

CONTEXTO DE ALTA INCERTIDUMBRE

Gotzone Sagardui ha explicado en rueda de prensa que la situación epidemiológica “es preocupante”, al confirmarse una tendencia ascendente de la covid-19 en un contexto de “alta incertidumbre”.

Según ha explicado, los factores dominantes son tres: el primero de ellos, la paralización de la tendencia decreciente desde mediados de noviembre, con una tendencia al alza en los últimos días que podría intensificarse por el efecto del factor navideño.

En segundo lugar, se ha detectado un “rápido incremento” de las tasas de incidencia en otras comunidades autónomas y países del entorno, y a ello se suma el tercer factor, que supone la detección en Euskadi de varios casos de la cepa mutada en el Reino Unido.

Para Sagardui, todo ello configura “un escenario de amenaza”. En este sentido, ha apuntado que la respuesta a la segunda ola permitió reducir la tasa de incidencia desde el pico de 845/100.000 habitantesel 11 de noviembre, hasta los 235 el 29 de diciembre y las medidas adoptadas evidenciaron su “alta eficacia”.

Ante este cambio de tendencia, la recomendación de la Comisión Técnica del LABI ha sido aplicar un bloque de medidas similar cuando los datos de incidencia son más bajos para intensificar su capacidad preventiva. Por ello, se ha dado luz verde a esta propuesta que, a su entender, contribuye “al refuerzo de la concienciación ciudadana y de laacción preventiva en su conjunto”.

En su dictamen, ha subrayado que “mantener una detección de contagios, mediante la identificación de contactos estrechos, por encima del 40%, permite un seguimiento de la trazabilidad de los casos que resulta determinante para el control y contención de la epidemia”.

“Muy mayoritariamente, la respuesta y el compromiso cívico demostrado por nuestra sociedad en la contención de la movilidad e interacciones sociales y familiares, durante el periodo navideño, ha sidoencomiable. Merece reconocimiento y agradecimiento. Del mismo modo que actitudes tan irresponsables como minoritarias, merecen el reproche y la denuncia por el daño que provocan al bien común de la saludpública”, ha señalado la consejera.

En este sentido, ha advertido de que en Euskadi hay que hacer frente “a unos meses que todavía serán difíciles”. “Tenemos tres grandes herramientas para responder a este reto, como son: el plan de detección, rastreo de casos y aislamiento de contagios y contactos estrechos, así como su seguimiento y tratamiento sanitario; la vacunación, un proceso que necesita tiempo y procedimientos rigurosos y que se irá intensificando semana a semana con plena seguridad; y las medidas preventivas como las que adoptamos”, ha remarcado la consejera de Salud.

NUEVO DECRETO

El nuevo decreto entrará en vigor a las 00.00 horas del próximo miércoles y tendrá vigencia de 20 días, pero con una evolución continua de los datos, de forma que, si fuera necesario, se revisarían las restricciones. Estas, incluidos los confinamientos, se revisarán los lunes y jueves, como se ha hecho hasta ahora.

Además, ha subrayado que esta estrategia y estos tres ejes deben complementarse con “el factor Auzolana”, de trabajo común, tal como el Gobierno Vasco, Diputaciones y Eudel “vienen acometiendo, a modo de gobernanza colaborativa desde el primer momento, aun siendo el LABI un Consejo Asesor”.

“Necesitamos rigor y corresponsabilidad por parte de todas las instituciones en el ejercicio de una gobernanza transparente y colaborativa”, ha aseverado Gotzone Sagardui.

También ha llamado al compromiso ciudadano de colaboración activa con el rastreo, los cribados masivos y cuarentenas de contagios y contactos, con los procesos de vacunación y el cumplimiento de las restricciones y medidas de prevención.

TASA DE 60 CASOS POR CADA 100.000 HABITANTES

“Necesitamos también compartir un espíritu de equipo y cooperación, que sea positivo y constructivo. Debemos mirar al futuro con optimismo y con determinación de recuperarnos y mejorar, debemos fijarnos el objetivo comunitario y comprometernos en conseguirlo de reducir la Tasa de Incidencia a 60/100.000 habitantes. Lo podemos hacer por el bien común, entre todos”, ha añadido.

La consejera ha apuntado que el número de pruebas entre la población ha podido ser menor en las fechas navideñas, pero ya se han recuperado las cifras anteriores de más de 9.500.

Además, ha señalado que las técnicas de rastreo habituales se han reforzado con un retro-rastreo, por lo que “se va más allá de las 48 horas previas a la aparición de la sintomatología y detección del positivo”, algo que el LABI ha considerado “una fortaleza en la prevención de la expansión”.