sábado, 16 enero 2021 18:28

El Gobierno pide “un poco más de paciencia” ante la ola de frío inminente

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha pedido a los ciudadanos “un poco más de paciencia” ante la ola de frío que provocará un descenso “inminente” de las temperaturas, que llegarán a situarse por debajo de -12 grados centígrados (ºC) en el centro y en el interior de España.

Así, ha precisado que las comunidades con mayor nivel de riesgo son Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Aragón por lo que considera “imprescindible” mantener “todas” las medidas de precaución y no dejarse “engañar por el sol” de este lunes, posterior a las nevadas intensas que ha dejado la borrasca ‘Filomena’.

“La nieve acumulada se puede convertir con el hielo en una trampa para vehículos y para los ciudadanos”, ha subrayado Grande-Marlaska que recuerda que la Dirección General de Protección Civil de Emergencias ha emitido una alerta por la que se recomienda quedarse en casa y evitar desplazamientos imprescindibles.

En la actualidad, el ministro ha señalado que en este momento hay 598 carreteras afectadas; de ellas, 116 cortadas y en 210 es obligatorio el uso de cadenas y siguen cerradas en Toledo las carreteras CM-41 y CM-43.

Si bien, ha añadido que “ya no quedan” embolsamientos de camiones salvo “alguno ocasional y voluntario” en Burgos y Cuenca –que ha cifrado en 638–, que iban a dirigirse a Madrid y que serán desembolsados “si lo desean” en las próximas horas. El ministro asegura que los propietarios de estos camiones han decidido “por circunstancias personales permanecer en los lugares dotados de los medios para sufragar sus necesidades”.

En cuanto a Madrid, ha asegurado que la situación “ha mejorado” pero sigue siendo “recomendable” el uso de cadenas. En concreto, ha dicho que los accesos a Merca-Madrid ya están habilitados para que este martes pueda abrir sus puertas “con relativa normalidad”.

Grande-Marlaska ha elogiado el funcionamiento del sistema de emergencia en su conjunto para garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos y del funcionamiento de las infraestructuras críticas. Este dispositivo ha alcanzado desde el pasado jueves a un total de 28.000 efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y 1.500 de las Fuerzas Armadas.

Pero advierte: “Este esfuerzo no ha terminado. Seguimos en alerta para hacer frente a la ola de frío extremo que afectará al interior toda la semana”, por lo que ha insistido en que la recomendación de “máxima prudencia es imperiosa” y ha pedido evitar cualquier viaje imprescindible y evitable.

En este contexto, ha recordado que dejar estacionados vehículos en el arcén es una conducta que está prohibida pero que ya se está observando por la ola de frío y puede obstaculizar los trabajos para garantizar los servicios esenciales.

Por último ha agradecido a todos los ciudadanos su sentido de la responsabilidad y la solidaridad, aunque ha pedido “un poco más de paciencia” porque sigue la alerta “plenamente vigente” para dar respuesta a la ola de frío y sus consecuencias.